15 de enero de 2018

Más bajas en el municipio de Quilmes: Despidos en el programa Envión

Difundimos comunicado

El año nuevo comenzó con al menos 12 trabajadores despedidos del programa Envión en Quilmes. La desvinculación tuvo lugar el miércoles 4 de enero, apenas comenzado el año. La misma fue promovida a partir de argumentos técnicos como “no renovación de los contratos”, enunciado que no sostiene ningún punto de verdad (ni la de funcionarios a cargo, ya que los mismos apelaron a la continuidad del personal durante el verano 2018 notificando incluso sobre auditorías).

Estas y otras indicaciones fueron dirigidas a los trabajadores a través de correos o mensajes virtuales, única modalidad de vinculación, puesto que durante todo el 2017 los portavoces de la responsabilidad irreprochable y trabajo serio, no se presentaron asiduamente en los centros comunitarios como pontifican en sus discursos. El control de asistencia claramente no recae sobre quien lo alerta. Si en cambio lo hizo, pocas semanas antes de las PASO, Maria Angel Sotolano, posando para la foto y fingiendo absoluta eficacia del funcionamiento del programa mientras que el coordinador Cristian Manentti, colaboró con su presencia semanas antes de las elecciones generales en un festival en el río de Quilmes tomando el micrófono para llamar a votar al intendente por la “preocupación sentida hacia los jóvenes del distrito”.

Vale destacar que al pronunciar tamaña arenga se adeudaban salarios desde el mes de mayo, por lo que fue pedida una reunión para conversar sobre diversos problemas. El encuentro nunca fue otorgado. Por todos los medios posibles se ha intentado, sin éxito, establecer dialogo con los responsables del programa, con el fin de tratar temas imprescindibles para mejorar el funcionamiento del programa y dar una mejor calidad de vida a los jóvenes becarios de envión. El encuentro con Cristian Manentti fue recién el 4 de enero de 2018 quien actuó como si descendiera ayer sobre la tierra para comunicar despidos recitando frases de manuales de autoayuda. Ninguna novedosa puesta en escena de la renovación política, sino más bien una reproducción idéntica o peor de aquello que dicen combatir.

El vacío de propuestas durante el año fue tal, que pudo verse como actividades generadas por el núcleo de trabajadores, sin apoyo municipal mediante, fueron publicadas en las redes sociales de los funcionarios como obras de su autoría y organización. Tampoco fueron respondidas las demandas por recursos básicos para el desarrollo de las jornadas. Estos materiales fueron comprados con dinero de los trabajadores, expulsados hoy por “no responder al perfil buscado” en el ambicioso proceso de renovación.

Los trabajadores de Envión vemos con preocupación la posición institucional tomada por la gestión de Martiniano Molina, que lejos del rol de amparo, soporte y protección que debería sostener como Estado, culpabiliza a los trabajadores de “no encajar” con el perfil del programa como excusa para ejecutar despidos, cuando durante todo el año se han hecho cargo completamente del funcionamiento del mismo, sosteniendo actividades y talleres sin un solo recurso, por el compromiso asumido con los jóvenes becados por el programa envión.
Reclamamos por una actitud responsable con condiciones laborales dignas, sin retroceso en las políticas públicas de niñez y adolescencia que profundicen los conflictos sociales. 

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.