21 de noviembre de 2017

"Desde la asunción de Macri el gremio de trabajadores de prensa ha perdido más de 2500 puestos laborales"

Reproducimos:

A unirse contra la flexibilización laboral
NO al cierre de DYN

Las pérdidas de empleo por el cierre de DYN y por la crisis en otros medios crean incertidumbre en los trabajadores y las trabajadoras de prensa.

Es necesario un esfuerzo de participación y organización en nuestros sindicatos para resistir el envalentonamiento patronal y las políticas antilaborales del gobierno.

Desde la asunción del gobierno de Macri en diciembre de 2015 el gremio de trabajadores y trabajadoras de prensa ha perdido más de 2500 puestos de trabajo. Si bien algunos casos estuvieron ligados a empresarios aventureros (como Szpolski, Garfunkel, Cristóbal López, etc., privilegiados con la pauta oficial del gobierno anterior) ahora se suman la quiebra de Radio Rivadavia y el cierre injustificado de la agencia DYN, con un más de un centenar de puestos de trabajo en riesgo en cada uno y las consiguientes concentración de medios y desaparición de la pluralidad de voces.

A esto debemos agregar las restricciones al trabajo en la calle (protocolos de seguridad), la persecución judicial y la represión sufrida en algunas movilizaciones hacia trabajadores/as de prensa y los efectos de la contrarreforma laboral que propone el gobierno en estos días. Sin trabajo, sin pluralidad de voces, con medios en pocas manos, con represión a los/as trabajadores/as de prensa, no hay libertad de expresión ni se puede garantizar el derecho social a la información.

En estos últimos días resaltaron los casos del grupo Indalo (propietario de C5N, Ámbito Financiero y numerosas radios), endeudado y sin posibilidades legales de venta, que ha diferido el pago de salarios en varias cuotas. También el caso de la tradicional Radio Rivadavia (entre las más escuchadas desde su fundación en 1928) vaciada por el empresario Cerdá y cuya declaración de quiebra dificulta su recuperación en otras manos. Pero el caso tal vez más llamativo es la disolución de la agencia de noticias Diarios y Noticias (una de las más importantes del país junto a la oficial Telam y a Noticas Argentinas) que nunca en 35 años de exitosa trayectoria tuvo problemas económicos: nunca dejó de pagar sus cuentas ni salarios. Además es propiedad de los grupos Clarín y La Nación (los grandes privilegiados ahora en la pauta oficial del gobierno de Macri) en sociedad con dos decenas de diarios regionales medianos.

Cabe destacar que luego del anuncio de su próxima desaparición los trabajadores y las trabajadoras de DYN decidieron luchar contra el cierre y presentar junto al SiPreBA un proyecto legislativo para declarar una emergencia laboral que impida por un tiempo los despidos en el sector. Por ahora se ha abierto una instancia de negociación entre trabajadores/as y empresa en el Ministerio de Trabajo sin mayores avances.

En términos regionales, se vive ya de por sí una situación compleja con alrededor de 40% de precarización laboral en los medios de comunicación, con muchas empresas que pagan salarios muy por debajo de los convenios (situación que afecta fundamentalmente a las trabajadoras de prensa), y con conglomerados como el Grupo Cielo que todos los meses paga los salarios con enormes retrasos, casi a finales del mes.

Por otro lado la lucha de los trabajadores y las trabajadoras de prensa ha logrado revertir en parte algunas de las graves situaciones que sufrimos. El fallo que reconoce el derecho de huelga a los delegados de Perfil encausados penalmente por la patronal, las sanciones del Colegio Público de Abogados de CABA contra los letrados de Szpolski y Garfunkel, la reincorporación de los/as trabajadores/as despedidos/as en el diario Hoy, etc., marcan el camino.

Son logros parciales en medio del peor momento del gremio de prensa en décadas. Pero estamos en un momento decisivo. El presidente Macri se siente en su momento de mayor fortaleza y por lo tanto pretende concretar un ajustazo (¨Es ahora o nunca¨ reconoció) envalentonando de paso a las patronales en la ofensiva contra nuestros derechos.

Si logramos resistir en estos próximos meses podríamos estar en mejores condiciones para las luchas futuras junto al resto de la clase trabajadora. Es necesario acercarse a nuestros sindicatos, ponernos a disposición de los compañeros y las compañeras más afectados/as por la crisis, como señala el comunicado de Federación Argentina de Trabajadores/as de Prensa (Fatpren). Las luchas que se pierden son las que se abandonan.

Colectivo de Trabajadoras y Trabajadores de Prensa La Plata

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje

  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.