14 de agosto de 2017

Comunicado: Buenos Aires Diversa 0 % Diversidad 100 % Negocios

Reproducimos:

BUENOS AIRES DIVERSA - 0% DIVERSIDAD 100% NEGOCIOS

BUENOS AIRES DIVERSA

0 % Diversidad 100 % Negocios

Hoy tomamos las calles para expresar nuestro más profundo repudio al Festival Internacional Buenos Aires Diversa y a la 10º Conferencia Internacional de Negocios y Turismo LGBTIQ organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el grupo GNetwork360. Entendemos que esta actividad es parte de una extensa serie de alianzas políticas que este gobierno empresarial sostiene con grupos económicos del sector privado. Expresa el uso siniestro de nuestros cuerpos, nuestros deseos y modos de vida, para armar paisajes sociales diversos ficticios y suficientemente atractivos para el consumo colonial, la explotación estratégica, la inversión extranjera de grupos económicos imperialistas. Este festival es el producto de una larga serie de estrategias que buscan mercantilizar el discurso político antirrepresivo y de liberación que supo articular el nacimiento de nuestros movimientos sexuales y representa un intento de domesticación de la rabia insumisa de nuestros deseos, para poder enmascarar la precaria y asfixiante realidad político económica en la que sobrevivimos día a día. Se busca cerrar las fronteras a lxs migrantes trabajadorxs, perseguirlxs dentro de nuestras comunidades, pero abrirlas para el turismo lgtb con poder adquisitivo.

Los mismos bancos que hoy hipotecan nuestras vidas, quieren hablarnos de diversidad. Las mismas empresas que precarizan nuestra fuerza de trabajo y que nos discriminan, quieren hablarnos de inclusión y representatividad pluralista. Este mismo gobierno que gestiona la producción acelerada de desempleo, que desmantela programas de salud específicos para nuestras comunidades, que persigue a la comunidades migrantes, que interrumpe la correcta distribución de medicamentos para el VIH, que nos priva del acceso a una vivienda digna y que que criminaliza nuestra protesta sexual, quiere hablarnos sobre el lugar ejemplar que ocupa Argentina en la defensa y en el respeto de la diversidad. El mismo gobierno que envía a la policía a intimidarnos en la Marcha contra los Travesticidios, que monta razzias después de nuestras movilizaciones, que reprime trabajadorxs, que desaparece a Santiago Maldonado, se apropia de los símbolos de nuestra resistencia y pinta el obelisco con los colores del orgullo.

Denunciamos la ficción especulativa de una ciudad gay-friendly gestada por el gobierno y grupos económicos que buscan enriquecerse a nuestra costa, en nuestro nombre.

Denunciamos la falsa promoción de los derechos humanos que realiza este gobierno, cuando se invisibilizan las discriminaciones y opresiones que sufrimos diariamente, cuando se normaliza la violencia, la persecución y el hostigamiento sobre nuestros cuerpos, nuestros modos de vida, nuestros deseos desviados, y nuestras prácticas políticas de resistencia frente a este gobierno que nos hambrea, que nos ajusta y nos reprime.

Denunciamos el desempleo, y la inflación crecientes, el empobrecimiento general de las clases medias y populares, el abandono de los servicios públicos, el desmantelamiento de programas sociales, el ataque a la escuela, a la universidad y la ciencia públicas, y la criminalizacion de las comunidades migrantes, que en su conjunto intensifican la precarización de la vida, produciendo riqueza desmedida en manos de aquellos pocos encargados de profundizar este modelo neoliberal, que aumenta escandalosamente el endeudamiento externo.

¿Quiénes tienen derecho a esas ciudades ideales, inclusivas, y llenas de beneficios politico economicos? Las personas LGBTIQ migrantes, trabajador*s y de sectores populares tenemos un acceso completamente restringido a los bienes comunes, al esparcimiento en el espacio público, e incluso a la libre circulación.
Nuestra población trans tiene todavía hoy una expectativa de vida que apenas araña los 45 años. En los últimos 7 años contamos con 41 travesticidios, en su mayoría impunes. Y estos son sólo los que llegaron a ser registrados. Todavia seguimos exigiendo ¡Justicia por Diana Sacayan!
La gran conquista y avance político que significó la aprobación de la Ley de Identidad de Género se enfrenta al vaciamiento crítico y al arrasador desmantelamiento de los programas públicos que facilitaban el acceso a una salud integral. Mientras seguimos peleando por la Ley de Cupo Laboral Trans Diana Sacayan, en la ciudad Gay Friendly las compañeras trans y travestis migrantes son el objetivo predilecto del hostigamiento y las coimas policiales, de la violencia vecinal y de las detenciones arbitrarias.

Nuestro acceso a la salud se ve negado frente a los faltantes de reactivos diagnósticos y de medicación para VIH que se registraron a escala nacional, así como a la no aplicación correspondiente de los artículos de salud transicional de la Ley de Identidad de Género, ni la Ley de Fertilización Asistida, además del cierre de los consultorios inclusivos, un recurso valioso para nuestra comunidad, en especial para personas trans y travestis.

La detención de Higui, una lesbiana del conurbano presa por defenderse de un grupo de abusadores, y el extenso proceso de postergación que sufrió la causa, ejemplifica las dificultades y el abandono político de las existencias tortas, bisexuales, maricas, trans y travas en las villas.

El recrudecimiento a escala continental del conservadurismo político de los partidos de derecha y sus alianzas estratégicas con los sectores religiosos fundamentalistas pone en riesgo las garantías constitucionales, los logros administrativos y el reconocimiento ganado por tantos años de nuestras resistencias como movimiento. Mientras avanzan estos mecanismos de estigmatización mediática, de vulnerabilidad institucional y de persecución represiva de las poblaciones lgbt, los mismos estados y sus políticas represivas de control migratorio nos vuelven a encerrar negandonos nuestro derecho de circular y habitar contextos menos opresivos.

Nuestras existencias no se negocian, no somos números de las estadísticas que nos asocian al confort neoliberal, a la libertad de circulación y a la posibilidad económica. Nos negamos a alimentar en silencio la supuesta imagen de una ciudad diversa que es en realidad profundamente desigual: lesbianas, gays, travestis, transexuales, bisexuales, existimos, resistimos y deseamos.

Goce organizado no es precarizado
Nuestros deseos valen mas que sus finanzas

Por eso gritamos

¡No en nuestro nombre!

Macri es Hambre, Ajuste y Represión.

Justicia x Diana Sacayán.

Columna Orgullo en Lucha

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.