27 de marzo de 2018

Ing. Juárez (Formosa)
Pueblos originarios

Formosa: represión y cuatro menores wichí detenidos en Ingeniero Júarez


Mientras en todo el país se recordaban los 42 años de golpe cívico militar que instauró la dictadura que llevó a cabo unas 30 mil desapariciones, en la localidad de Ingeniero Juárez, provincia de Formosa, la policía recorría las calles ingresando sin ninguna orden a las viviendas de los habitantes wichí. Los uniformados, "unos 60 o 70" cercaron los barrios e iniciaron el despliegue represivo. Mientras irrumpían en las casas, se producían algunos forcejeos para reguardar las viviendas de los destrozos policiales. Según relatos de vecinos, "las fuerzas policiales patrullaron las calles, golpearon a transeúntes y se llevaron detenidos a cuatro niños que tomaban tereré en la vereda”. Por ANRed.


El avance se inició a la madrugada del 24 de marzo y se prolongó hasta la media tarde. Según el testimonio de un vecino "hasta ahora sabemos que sólo uno fue liberado. El resto desconocemos su paradero".

Entre los menores detenidos hay uno que fue golpeado y que ya tenía problemas en un ojo y que casi perdió la vista por los golpes. El afectado es el sobrino del referente wichí, Roberto Frías, que aún permanece con sangrados.

"El operativo policial tiene la excusa de perseguir a jóvenes por el consumo de drogas pero es una manera de reprimir que utilizan de manera habitual en Júarez", comentaron a ANRed testigos que prefirieron resguardar su identidad por seguridad.

Roberto Frías, el hombre buscado, es autoridad ancestral entre los wichí. La facultad de autoridad es una herencia familiar a pesar que no esté contemplada legalmente. Roberto y otros siete wichí fueron detenidos junto a la referente Agustina Santillán el pasado 14 de abril y Roberto fue el último en obtener la libertad en noviembre de ese año. Desde ese momento, Roberto deambula escondido por Ingeniero Juárez porque, según cuentan los comuneros, los "criollos" y la policía "lo quieren atrapar".

Los testigos aseguran que en los vecindarios las amenazas han sido reiteradas. Relatan que "la policía tiene carta blanca para tratar a Roberto", lo cual se percibe como un mensaje intimidatorio contra la integridad física de la autoridad wichí. La persecución persiste a pesar de que a Frías se le concedió la libertad y no tiene ninguna denuncia judicial. "A pesar del hostigamiento, se ha presentado cuando la situación represiva fue crítica, por ejemplo - relatan los testigos - Durante los operativos represivos del 20 de diciembre del año pasado y luego durante el 1 de enero cuando la policía entró a las barriadas reprimiendo principalmente a los niños wichí."

Luego, en febrero, detuvieron a otro joven pariente de Roberto. Esta vez a Mateo Agüero, quien tras una intervención de la gremial de abogado y pedidos de explicación fue liberado.

Unos días después la policía militarizaba los barrios "con la excusa de los carnavales", y hasta los primeros días de marzo se desplegó un operativo represivo con apresamientos al boleo y causas armadas por drogas, relataron a ANRed los testigos. Incluso hay una joven que aún permanece desaparecida y de la cual se desconoce su nombre debido a los problemas de comunicación y traslado que hay en algunos habitantes.

Entre los detenidos estuvo Facundo Agüero, de 13 años, quien estuvo incomunicado en la comisaría de Júarez y luego fue trasladado a Formosa capital donde estuvo en "observación" para luego ser trasladado a un centro de rehabilitación llamado "Villafañe".




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.