16 de marzo de 2018

Trabajadoras/es

Ferroviarios: amenaza de despidos en el Belgrano Norte

Los directivos del grupo Ferrovias, actuales gerenciadores del servicio del tren Belgrano Norte, apuntan a un plan de despidos masivos. Mientras la conducción de la lista Verde de la Unión Ferroviaria se pasea con Triaca por Europa, los delegados del sector actúan en complicidad con la empresa. Desde ANRed entrevistamos a los trabajadores de la lista Roja, quienes han publicado un comunicado en el que advierten "Ferrovias quiere despedir a 249 trabajadores". Por ANRed.


¿Cuantos despidos efectivizó Ferrovias hasta el momento? ¿Bajo qué argumentos?

Hasta el momento Ferrovías despidió a 6 compañeros. Con 5 de ellos, utilizó el artículo 247 de la ley de contrato de trabajo, ya que eran compañeros con alguna patología médica y al negarle la empresa una reubicación en un puesto acorde a su salud, los termina despidiendo con ese artículo con la mitad de la indemnización. Ferrovías utilizó diferente modalidad con cada uno ellos para llegar a "arreglos" económicos. Algunos aceptaron y otros están reclamando a través de la vía legal. El otro compañero fue despedido sin causa alguna y estamos peleando por su reincorporación.

¿Qué plantean los delegados frente a estos despidos?

Los delegados de la burocracia sembraron expectativas en que a través de negociaciones iban a lograr la reincorporación pero ya quedó demostrado que no. Por eso en limpieza, guardas, material rodante e infraestructura se han desarrollado reuniones y asambleas exigiendo asamblea general y un plan de lucha.

¿Qué es lo que pasó en Ferrobaires?

El decreto de Vidal Nro 1100-E, publicado el 22 de enero en el boletín oficial, plantea que los trenes de la empresa pasan a la órbita de la administración nacional, precisamente al Ministerio de Transporte de la Nación. A Partir del 15 de marzo queda directamente “suprimida” la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial. Este era el nombre de la empresa, que supo prestar el servicio de pasajeros no sólo en la provincia, sino también en La Pampa, en parte de las líneas Roca, Sarmiento y San Martín.

Creada en 1993, Ferrobaires contaba con más de 1000 coches y 84 locomotoras, de las cuales en este momento no pasan de 18. Durante el menemismo, cuando se crea la empresa se despide a miles de trabajadores y desde Ferrocarriles Argentinos se traspasa a un número reducido de compañeros haciendo casi imposible operar el servicio.

Asi, ya en el kirchnerismo el nombre de Ferrobaires empezó a resonar con más fuerza. ¿Ferrobaires se estaba relanzando? ¿El gobierno nacional y popular de Scioli estaba verdaderamente interesado en desarrollar la industria ferroviaria? ¿Importantes anuncios por parte de la revolución ferroviaria de Randazzo y Cristina? Nada de eso. Después de la masacre de Once y del asesinato de Mariano Ferreyra se conocía una nueva obra de la “trilogía siniestra”: el estado, los mismos empresarios de las concesionarias y la burocracia sindical. El número de trabajadores de Ferrobaires se había multiplicado con “trabajadores” contratados en negro que nunca fueron notificados de su alta laboral. Su sueldo se lo repartían entre el estado y las arcas de la Unión Ferroviaria, sobre todo a los bolsillos del señor Humberto Martínez, ex Secretario General Adjunto de la Seccional Buenos Aires Sur de la Unión Ferroviaria. Cuando decimos que desde el Plan Larkin a esta parte todos los gobiernos han hecho lo imposible por liquidar el servicio de trenes es literal. Todos. Así se llega a la situación actual donde se cierra el ramal y se extorsiona a los compañeros para que firmen su desvinculación vía “retiro voluntario.”

¿Cuál fue la reacción de los trabajadores?

Los trabajadores han comenzado su plan de lucha, enfrentando la traición de Sasia, Karina Benemérito y toda la lacra de la directiva verde. La burocracia llegó al ridículo de lanzar la convocatoria a una asamblea, de la cual no sólo se ausentó sino que cerró con candados las puertas de la Seccional donde se iba a realizar.

Hasta el momento los trabajadores hicieron actos en constitución y una movilización a la Casa de Gobierno de la provincia de Buenos Aires. Es necesario profundizar el plan de lucha. Impulsar medidas contundentes mostrando una perspectiva y un ejemplo al conjunto de los ferroviarios de cómo se enfrenta al gobierno y los despidos. Los compañeros de la Lista Roja de la UF nos hemos puesto a entera disposición de los compañeros de Ferrobaires. Opinamos que sólo con los métodos de nuestra clase podemos torcerles el brazo. Por la reincorporación de todos los despidos y la reapertura inmediata del Ramal. Por un paro nacional de todos los gremios ferroviarios y un plan de lucha. 

¿Qué es el CERC?

En el servicio metropolitano de transporte de pasajeros, quedan sólo dos empresas concesionarias. Metrovías y Ferrovías, Roggio y Emepa respectivamente.

El gobierno de Macri tiene como uno de sus objetivos bajar el déficit fiscal, por eso quiere reducir subsidios. Busca inversiones extranjeras para el ferrocarril, y achicar la tajada del negociado de esa burguesía nacional raquítica y parásita del estado a la que tanto le dio de comer el kirchnerismo. Es por eso que se embarcó en renegociar los contratos y para ello, con el decreto 367/16, creó la Comisión Especial de Renegociación de Contratos (CERC) para los servicios públicos, que reemplaza a la vieja UNIREN. El ministerio de Transporte vía la resolución 182/16 la reglamentó y la constituyó para su área específica, tomando como base la adecuación a la ley 27.132 (Ley de Ferrocarriles Argentinos), impulsada por el kirchnerismo y votada fervientemente por Cambiemos, cuyo plan es instrumentar el sistema Acceso abierto (OPEN ACCESS) en toda la red nacional.

Tanto Ferrovías como Metrovías intentaron conseguir infructuosamente la extensión de las concesiones, amparándose en la normativa vigente, pero el gobierno les otorgó la operación por un plazo máximo de 2 años y en carácter de “transición” previo al proceso de licitaciones.

¿Cual es el rol de la Unión Ferroviaria?

Desde la llegada del Gobierno de Macri, la pesada herencia en la rama del transporte y en particular en el ferrocarril ha sido la excusa perfecta para recrudecer una ofensiva cada vez mayor contra los ramales y los trabajadores. Profundizando la flexibilización laboral se ha firmado un convenio totalmente patronal, se avanza en un plan de despidos en todas las líneas y, para coronar, por orden y a través de un decreto de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se cierra Ferrobaires, dejando sin tren a numerosas localidades y sin trabajo a aproximadamente 1500 compañeros. Este plan ha contado con la recompensada colaboración de la burocracia sindical de la UF y de todos los gremios ferroviarios.

La burocracia sindical ferroviaria, en los últimos años no ha dejado de profundizar sus ataduras al estado y su descomposición. Desde los años 90 y con el kirchnerismo coadministrando el Belgrano Cargas y las empresas tercerizadas hasta la ley de Randazzo y la actual gestión donde directamente se han incorporado a los directorios de las empresas. Coadministran el ferrocarril asumiendo como propias tareas empresariales.

En la lucha por recuperar los sindicatos, planteamos el control obrero de esta burocracia que es necesario expulsar. Peleamos por la administración obrera del ferrocarril como parte de un sistema de reivindicaciones que lleve a cuestionar la propiedad privada de los medios de producción.

Sabemos que es una pelea clase contra clase. Y pensamos que los ferroviaros debemos darla en unidad con todos los trabajadores que luchan. Especialmente con los compañeros del transporte que tenemos una rama en comun. Por eso vemos la necesidad de forjar una oposición sindical combativa comun con libertad de tendencias en todo el transporte, para batallar contra la traidora burocracia sindical y recuperar nuestras organizaciones en toda la rama.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.