6 de diciembre de 2017

Internacional

Trump atropelló los derechos palestinos al reconocer a Jerusalem capital israelí

Trump insolentemente abrió la puerta del infierno al reconocer a Jerusalem capital israelí. Los jóvenes palestinos lanzaron una Intifada en el ‘Día de la Ira’ contra las fuerzas israelíes de ocupación en Jerusalem, Belén y Hebrón entre otras ciudades en la Ribera Occidental y en casi todo el territorio cercado de la Franja de Gaza por el anuncio oficial del presidente Donald Trump, de reconocer de manera espuria sobre la base de sus egocéntricos intereses personales a Jerusalem, milenaria capital de Palestina, como la capital de la potencia usurpadora israelí. Por Suhail Hani Daher Akel*


Trump, aliado incondicional de los crímenes de guerra israelíes contra el pueblo palestino, violó todas las resoluciones de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad de la ONU al tomar semejante determinación, atropellando la moral del ser humano y los legítimos derechos nacionales palestinos a su histórico solar.

Ayer martes, Trump llamó al presidente de facto de la Autoridad Nacional Palestina-ANP, Mahmoud Abbas, para comunicarle la determinación estadounidense. Lo patético y vergonzante fue la servil actitud de Abbas, de responder a su llamado a sabiendas que Trump, le comunicaría oficialmente la determinación.

En medio del regocijo de los sionistas de haber logrado luego de 69 años de la ocupación de Palestina el primer reconocimiento internacional de Jerusalem como su capital, huele a putrefacto el fracaso vergonzoso de todos los líderes de los países árabes desde 1948 en adelante, incluyendo, la actual administración palestina de no lograr reconquistar Jerusalem y arrancarla de las manos del enemigo israelí que logró consolarlos con las frívolas propuestas de paz atraídos por el repugnante sabor del dinero de la traición.

Con el cinismo que lo caracteriza, Trump, expresó “He decidido que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalem como la capital de Israel”. Y con mayor descaro, dijo: “Jerusalem es el corazón de una de las democracias más exitosas del mundo. Esto no es más que un reconocimiento de la realidad, es algo que debe hacerse. EEUU apoya una solución de dos Estados...Y pido a los líderes políticos y religiosos de la región que se unan en esta búsqueda de la paz” declaró en su discurso emitido hoy en vivo desde la Casa Blanca. Aunque Trump y los líderes israelíes saben que el Estado es uno: Palestina.

Luego de firmar y habilitar la ley del Congreso de 1995, el arrogante mandatario ordenó para que el Departamento de Estado comience el proceso de traslado de su embajada de Tel Aviv a Jerusalem ocupada, en un proceso que tardará de 3 a 4 años a no ser que la Intifada del pueblo palestino ponga las cosas en su lugar.

*Fundador de la primera Embajada del Estado de Palestina en la República Argentina




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje

  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.