29 de noviembre de 2017

Pueblos originarios

Otra comunidad Mapuche hostigada: buscan incriminar a su lonko con el ataque a la estancia de Benetton

Javier Virginio Cañio fue detenido ayer por la tarde y forzado a una extracción de ADN. Es lonko del Lof Cañio en el paraje Buenos Aires Chico, a unos 50 km del Maitén, provincia de Chubut. Buscan incriminarlo con el incendio a un puesto en la estancia de Benetton. Javier es la cara visible de una comunidad que esta en disputa contra un emprendimiento inmobiliario en el Cerro León. En dialogó con ANRed, Cañio explicó que él "no tiene nada que ocultar" y denuncia que detrás de la orden judicial están los empresarios que quieren realizar un maga-complejo turístico. Por ANRed


En medio de una escalada represiva contra las comunidades mapuche que se ha cobrado la vida del joven de 21 años Rafael Nahuel, una nueva intimidación amenaza ahora a la comunidad del lof Cañio. Javier Cañio relató cómo, sin previo aviso, se presentaron en el día de ayer a las 16:30hs, unos diez policías para llevarlo contra su voluntad al hospital en El Maitén con el objetivo de hacer cumplir la extracción de ADN y la revisación en su cuerpo sobre la presencia de alguna cicatriz que lo vincule con las declaraciones del puestero de la estancia de Benetton donde afirmó haber herido con su cuchillo a uno de los agresores, "Yo estaba trabajando en el campo como todos los días, Me llamaron por teléfono para decirme que la policía me estaba buscando. Fui a mi ruca (casa) en el lof. Ahí se hizo presente el comisario Piedra Buena me muestra un papel firmado por el fiscal y la jueza en que debían hacerme una extracción de ADN y que si no me tenían que llevar (por la fuerza). Empiezo a leer de que se trataba y me voy cuenta que era una denuncia de la estancia Benetton y que sospechan de mi persona que yo ataque al puestero".

"En el hospital insistí en que llegue un abogado para que garantice que no se me haga un montaje y se me incrimine", Javier sospecha que esta inusual orden proviene de que él es la cara visible de la comunidad y que desde hace años vienen enfrentando los negociados que se pretenden hacer con el territorio, "El Maitén es el pueblo de Benetton. Nosotros evitamos que el gobierno municipal destruya el bosque. Allá por el 2010 talaron arboles y empezaron a construir un "refugio" que se parece más a un hotel, donde se realizan eventos y hasta tiene oficinas. Con la movilización de nuestra gente y con medidas judiciales logramos parar la construcción del complejo jurídico, metimos una cautelar y hoy todo esto está en la justicia". "Yo creo que sospechan por el solo hecho de ser mapuche", y continuo explicando que hoy se viven tiempos difíciles que ellos se están solidarizando con otras comunidades que la están pasando mal.

La noticia se viralizó vía redes sociales ya en las últimas horas de la tarde se difundía un audio por whasap, "Este es un audio urgente, estamos siendo víctima de este Estado racista, quieren llevarse al lonko Javier Cañio, quieren extraerle sangre y saliva para incriminarlo, quieren hacerle una cama estamos a la espera de algún abogado que nos ayude".

En las redes sociales también circuló un post de un lonko de otra comunidad Pillañ Mawiza que advertía sobre los motivos de la detención, "Este Lof viene llevando a adelante un proceso de resistencia contra el Estado municipal y provincial, y privados, que pretenden consumar un proyecto mega-turístico de sky en el histórico Cerro León, hoy Cerro Azul. Para ejecutar este proyecto construirían 19 pistas de sky y una villa turística impactando no solo a la comunidad que ancestralmente vivió en ese lugar, sino también al territorio. Territorio que se convertiría en un mega-negocio inmobiliario. La lucha y la resistencia de este Lof ha sido ejemplar en la construcción de la resolución del conflicto no habiendo jamás utilizado ningún tipo de violencia y, el rol de Javier Cañio ha garantizado esta diplomacia. Queda claro que este intento de incriminarlo en el incendio de un puesto de la estancia de los Benetton es una forma de criminalizar su rol destacado como representante".

Y señala al fiscal Díaz Mayer como el que "impulsa este montaje". Al igual que en el caso Santiago Maldonado, el ataque al puestero de la estancia de Benetton ocurrido el pasado 21 de julio se utiliza para criminalizar referentes de las comunidades mapuche. "Sabemos con certeza que no hay relación alguna entre Javier Cañio y los hechos que se le adjudican. NO PERMITIREMOS NINGUNA CAZERIA¡¡".

Parece que la avanzada represiva sobre el pueblo Mapuche también recae sobre una comunidad que habita tierras que están bajo la mira de empresarios para realizar en el paraje Buenos Aires Chico, un complejo turístico. Es la misma situación que se repite en diferentes puntos de la Patagonia. El verdadero motivo es remover a las comunidades que obstaculizan los negocios de multinacionales o de empresarios inmobiliarios.

Este conflicto comenzó hace unos años cuando en el 2010 el gobierno municipal de El Maitén, que no reconoce a la comunidad ni como originaria ni en sus registros catastrales, comenzó la tala de árboles y la construcción de un inmueble que excedía lo de un pequeño refugio. Ante la destrucción del territorio boscoso, la comunidad mapuche realizo una reafirmación del territorio en el 2012. En el video, producido por Petu TV, se observa como la comunidad interactúa con los custodios de las obras que habían comenzado sobre territorio de la comunidad sin consulta alguna. "No nos avisaron del proyecto y nos pasan por encima".

En aquel momento la comunidad invitaba a la reafirmación a cualquier persona que valore "nuestra mapu" (nuestra tierra" y expresaba en algunos párrafos del comunicado:

"El objetivo es reafirmar nuestro derecho territorial, frente al avance de los privados, la multinacionales extractivas, los proyectos gubernamentales de toda índole de manera unilateral e invasiva sobre nuestro Wallmapuche.

No hay consulta previa, no se difunde la información, no existe informe de impacto ambiental. Lejos de respetar convenios internacionales y la propia Constitución, se pretende consumar la construcción de una pista de Esquí, en la ancestral veranada de la comunidad Mapuche Cañio.

Sentimos que debemos informar a la población, a nuestros hermanos/as y ejercitar nuestro derecho al control territorial. Queremos hablar porque tenemos algo que decir. Advertimos que la naturaleza es frágil, que son pocos los pequeños arroyos que bajan y sacian la sed nuestra, de nuestros animales y del resto de la especies.

Nuestras palabras no sólo expresan protesta, sino también propuestas. Tenemos muchas preguntas sin respuestas: ¿Por qué no accionan con tanta vehemencia, asedio e invasión en mega-latifundios como Benetton, Grupo Espadone, Lewis u otros tantos que conforman un océano de tierras en la Patagonia?".

Hoy, el lonko, anuncio que medidas judiciales tomará ante el hecho sucedido y llama a difundir y solidarizarse con esta intimidación. Mientras esperan notificaciones del juzgado de Esquel.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.