3 de octubre de 2017

Medio Ambiente

Juicio por la escuela fumigada en Entre Rios: "Para nosotros ya son los culpables, falta que lo diga la justicia"

Este martes 3 de octubre se conocerá el veredicto del primer juicio oral y público por fumigaciones en Entre Ríos, a partir de la denuncia de una docente por una fumigación aérea sobre una escuela rural en horario de clases en 2014. Por Benjamín Rocca y Florencia Yanniello. Para Tinta Verde, comunicación ambiental.


El 18 de septiembre se inició en los tribunales de Concepción del Uruguay un juicio oral y público por una fumigación realizada en la Escuela Nº 44 República Argentina de Colonia Santa Anita (Entre Ríos). El hecho ocurrió en diciembre de 2014, y por el daño perpetrado a cinco alumnos y una docente, la causa fue caratulada como delito ambiental y lesiones leves, convirtiéndose en el primer juicio llevado a cabo en esa provincia por fumigaciones.

La causa fue iniciada a partir de una denuncia de una docente de la escuela, Mariela Leiva, y también desde la campaña Paren de Fumigar las Escuelas, en la cual participa AGMER, el sindicato docente entrerriano. Luego de más de dos años de investigaciones sobre el caso, tres personas fueron imputadas por lesiones leves culposas y contaminación ambiental: el titular de la firma fumigadora, el propietario del campo y el piloto que manejó la aeronave que aplicó la fumigación.

Los imputados realizaron la fumigación sin el previo aviso de 48 horas y tampoco se detuvieron ante el pedido de la directora de la escuela, la cual fue derivada junto a cinco niños al Hospital Reverendo Padre Betcher por presentar síntomas como vómitos, naúseas, dolores estomacales, erupciones en la piel y mucosas. Al respecto, Leiva relató que “el avión hizo muchas pasadas, comenzó más o menos a las 13:20 de la tarde y eran las 15 y todavía seguía fumigando. A los escasos minutos ya había nenes con mucha sintomatología que fue constatada por la directora del hospital de zona de Santa Anita”.

Entre los testigos de la parte denunciante, además de Leiva, los padres de los niños que resultaron afectados; profesionales del hospital donde fueron atendidos los alumnos; el perito nombrado por la fiscalía; declararon investigadores de la Universidad Nacional de La Plata que realizaron estudios de aire y agua en la zona demostrando la contaminación a la que está expuesto el establecimiento educativo rural.

“Las cosas cambiaron mucho en Santa Anita a partir de la denuncia, desde el municipio modificaron dos ordenanzas mediante las cuales incluyen a la escuela dentro del ejido urbano y además se implementa que a mil metros del ejido no se puede fumigar. Eso es un logro para toda la ciudadanía, no sólo para la escuela”, señala la docente denunciante.

Este martes 3 de octubre se conocerá el veredicto, luego de que la fiscalía pidiera un año y seis meses de prisión condicional para los tres imputados. “Para nosotros ya son culpables, pero tenemos que esperar a que lo diga la justicia”, concluye Leiva.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.