25 de septiembre de 2017

Educación

El rechazo a la “Escuela del Futuro” recorrió el centro porteño

En la tarde-noche del pasado viernes, y luego de una infructuosa reunión con la ministra Acuña, una masiva movilización de toda la comunidad educativa partió del Ministerio de Educación de la Nación hacia el de la Ciudad de la Buenos Aires. Su objetivo fue mostrar el amplio rechazo de la comunidad educativa a la reforma que quiere implementar el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Las autoridades, a través del ministro Garavano, respondieron amenazando con judicializar a los estudiantes. ANRed dialogó con diferentes participantes de la manifestación. Por Nicolás Rijman para ANRed.


“Otra vez volvemos a marchar contra la reforma educativa porque las últimas reuniones con la ministra Soledad Acuña no fueron muy fructíferas. Hay que presionar y mostrar que estamos presentes. Si hay una reforma, queremos que haya consenso de toda la comunidad y queremos pensar nosotros la educación que deseamos, no que nos la impongan”, comentó Juan, presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela de Música Esnaola. “En contra de la reforma hemos hecho bastante medidas, como las tomas de los colegios, pero entendemos que el conflicto no se queda puertas adentro. Salimos a marchar, a hacer cortes”, añadió Jacobo, representante del Centro de Estudiantes de la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano. Según Luna, de la Escuela de Ceramica N° 1, “hoy nos movilizamos por el rechazo profundo a la reforma, la aparición de Santiago Maldonado, la implementación de la Educación Sexual Integral y planes para apoyar que no ocurran más femicidios en las escuelas o en los barrios”.

Luna explicó que “la reforma plantea agrupar materias, lo que genera un recorte hacia la docencia y además junta materias que no tienen mucho en común como biología, matemática, economía y filosofía en un área. Eso también hace que se vea cada materia por encima, cuando ahora vemos la materia en profundidad. También quieren que la lengua adicional, como francés o ingles, sea dictada de forma autónoma por computadoras. Computadoras con las que actualmente no contamos, ni tenemos y no creo que en dos o tres meses puedan hacer computadoras para todos los chicos”. “Hace unos años en la Escuela de Cerámica contábamos con un Profesorado. Después fue Especializado en Cerámica y con la NES es Orientado en Cerámica. Sinceramente con la nueva reforma no sabemos qué queda con nuestro título. Esto pasa en todas las escuelas con especialidad. No sentimos que está bien planteado y no defendemos ningún punto de esta reforma”, se quejó la estudiante.

Gabriel Calvo, delegado de Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) del Liceo 3, opinó que “están haciendo un cambio que lleve a pensar la escuela más desde una lógica empresarial, como la del emprendedurismo, y en quitarles horas a las disciplinas específica (como Historia y Geografía) para ponerlas en una lógica de tutorías que no sabemos bien como se llevaría adelante, pero que se orientaría a lo que requiere el mercado”. “Nosotros venimos denunciando el tema desde que nos enteramos, desde que bajaron unos powerpoints a las escuelas. El 24 de agosto hicimos un paro de 24 horas, donde además del tema salarial que no está cerrado (nos impusieron el 21%), una de las principales reivindicaciones fue el rechazo a la Secundaria del Futuro”, remarcó el delegado del gremio mayoritario de la docencia porteña.

Amanda Martín, secretaria adjunta del otro sindicato docente, Ademys, señaló que “nuestro gremio está haciendo un paro de profesoras y profesores de nivel medio y también terciario, reclamando que la reforma educativa que tiene planteado el gobierno para el 2018 no se aplique y naturalmente en apoyo a la lucha estudiantil”. “Esta marcha venía planteada hace 10, 15 días, y confluimos también porque nos importa visibilizar al conjunto de la población a través de movilizaciones. Un aspecto en común que compartimos con los estudiantes es la crítica a la reforma por considerarla que degrada los contenidos al enseñar, pone en riesgo la estabilidad laboral docente y la precariza y se recortan contenidos de quinto y sexto años para vincularlos al mundo laboral a partir de pasantías flexibilizadas, sin ningún tipo de convenio debido a la falta de precisión de los documentos del gobierno de la ciudad sobre la aplicación de la reforma”, añadió.

“Desde el movimiento estudiantil universitario nos estamos movilizando junto a toda la comunidad educativa de la ciudad que está reclamando el rechazo a la Secundaria del Futuro del gobierno porteño, porque se aplica de manera inconsulta sin ningún tipo de participación de estudiantes, docentes y padres. Desde la Federación Universitaria de Buenos Aires tenemos una relación directa con la Coordinadora de Estudiantes de Base. Participamos de la Multisectorial en Defensa de la Educación Pública donde se hicieron varias reuniones en distintos colegios. Ya es una tradición que cada vez que el movimiento estudiantil secundario sale a la lucha, lo que es bastante seguido por su dinamismo, la FUBA convoca a las movilizaciones y a que los distintos centros de estudiantes de la UBA participen también”, explicó Adrián Lutvak, presidente de la Federación Universitaria de Buenos Aires.

Reunión con la ministra

Iván, del Centro de Estudiantes de la Escuela Técnica N° 32, y Sol, del colegio Mariano Acosta, son militantes de la Juventud del PTS. “Hoy nos estamos movilizando en rechazo a la Secundaria del Futuro, luego de dos movilizaciones con más de cuatro mil estudiantes y de tener una reunión con la ministra Acuña donde no respondió ninguna pregunta y repitió el mismo speech que mantiene frente a los medios. Una caradura la ministra: nos llamó a una instancia de diálogo donde no nos da ningún diálogo y solamente se quiere posar para los medios de comunicación”, denunciaron. “Participe de la reunión. La ministra sólo nos quiso recibir para sacarse el problema de encima. Tenía respuesta para todo, menos para la prórroga. Con el planteo de la prórroga, no sabía que responder”, agregó Juan del Esnaola.

“La reunión con Acuña surgió en el medio de una mediación de la Defensoría del Pueblo en relación a las ocupaciones de escuelas de los estudiantes secundarios. Allí los estudiantes, las conducciones escolares y los familiares hicieron toda una serie de preguntas que no fueron respondidas en su totalidad por la ministra, sobre todo el reclamo central del movimiento estudiantil que es la prórroga, que en 2018 la reforma no se aplique. Eso no obtuvo respuesta de parte del Ministerio y por lo tanto el conflicto va a continuar”, aseveró Martín.

Según Nahuel, presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela Media Claudia Falcone, “nos movilizamos en contra de una reforma antieducativa, la cual es inconsulta, no porque nosotros seamos expertos en educación, sino porque realmente los actores de la comunidad educativa no participan en ella. No se puede esperar algo bueno de este gobierno que ha recortado durante todos estos años de gestión que tuvo en la ciudad. Por lo que vimos de la reforma, viene mal. Tuvimos ciertas ‘negociaciones’ con la ministra que no fueron negociaciones. Ella quiso hacer como que abría al dialogo, pero la realidad es que fuimos y no se dejo hablar a la mayoría de los estudiantes. Ahí se reveló que esta reforma se está hablando hace un año y medio dentro del Ministerio y nosotros no teníamos ninguna información sobre eso. Esta reforma está siendo más que inconsulta: es del gobierno y para los empresarios solamente”.

“Estamos pidiendo la prórroga para poder discutirla, porque no entendemos que apuro tiene la ministra en largar la reforma dentro de tres meses con lo inconsulta que es, con la poca participación que tuvimos. Queremos ser un actor que realmente esté discutiendo la medida, porque es nuestra educación, la que van a tener que defender los docentes y la que van a tener las generaciones que vengan”, añadió el representante de la Falcone.

“Hoy pareciera que el conflicto le sirviera al gobierno. Convocó a hablar a los chicos, pero no respondió las preguntas. Fue tipo conferencia de prensa. Convocó a los directivos pero no los dejó hablar. No llamó a los docentes ni a los sindicatos. Lo que uno está viendo es una vuelta de tuerca desde los medios de demonizar a los pibes que están tomando las escuelas, los que se están movilizando y planteando que los sindicalistas somos los que estamos detrás del conflicto”, criticó Calvo.

Siguen las tomas

Casi 30 colegio se mantienen actualmente ocupados por los estudiantes, con mandatos validados por asambleas.

“El Esnaola está tomado hace dos semanas. Hay distintas comisiones, hay gente que limpia, que cocina, que se queda en la puerta haciendo guardia. Las comisiones tienen referentes pero la gente puede ir rotando. Eso es genial, porque si no siempre somos los mismos. Son cosas que se van solucionando con el tiempo. Se arma en el día a día”, relató Juan. “En el Acosta, nos dividimos en comisiones. Está seguridad, comida, limpieza, actividades. Todas las tomas están politizadas con actividades. En mi colegio, la comisión de limpieza se encarga de que puedan funcionar las otras instancias”, contó Sol.

La Falcone está tomada desde hace 8 días. El presidente de su centro de estudiantes informó que “nos organizamos en comisiones y tenemos actividades, que pueden ser desde competencia de freestyle hasta charlas más políticas, como sobre el 16 de septiembre, y así mantenemos la toma día a día”. “La toma de la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano se levantó el viernes, pero duró un mes. Todo ese tiempo nos organizamos bastante bien. Hicimos murales, talleres de pintura, escultura, grabado, esténcil y varias clases públicas. Tuvimos un vínculo bastante bueno con los profesores con los que compartimos el edificio. Hicimos reuniones y asambleas en conjunto con ellos”, detalló Jacobo.

Por su parte, Iván informó que su colegio no está actualmente tomado, pero que “día a día tenemos reuniones de delegados, asambleas, para seguir saliendo a las calles contra la Secundaria del Futuro y exigiendo la aparición con vida de Maldonado”.

Multisectoriales y coordinación

“Con los docentes nos coordinamos con los de nuestro colegio y con Ademys y UTE que nos cuentan qué pasa al interior de ellos. Con los estudiantes nos coordinamos con la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB), donde participan muchos de los colegios que están en la movilización”, señaló el presidente del presidente del Centro de Estudiantes del Esnaola.

Desde la Técnica N° 32 añadieron que “nos reunimos con docentes y con padres en distintas instancias como la multisectoriales, donde a nosotros nos parece muy importante el apoyo de los docentes, pero también de los sindicatos que los representan. Se vienen movilizando rechazando la Secundaria del Futuro, pero creemos también muy importante que el sindicato mayoritario, que es UTE, además de convocar y sumarse a las movilizaciones, llame a un paro o a un cese de tareas para que todos los docentes puedan participar de las movilizaciones. Cada vez que hacemos reuniones abiertas, multisectoriales, invitamos a los sindicatos a participar. En algunas ocasiones lo hicieron, pero es muy importante que además de un apoyo, haya un acompañamiento mucho más fuerte y que eso se pueda expresar con la participación de miles de docentes que dan clases en la ciudad”.

“Ya tuvimos dos reuniones multisectoriales donde fueron invitados docentes y diferentes grupos para que puedan venir a movilizarse. Hoy es una marcha de las diferentes comunidades educativas y la idea es poder tener el reclamo en conjunto. Esto se fue elaborando en las multisectoriales. Ya en el día a día con los docentes tenemos cierto diálogo. También con las familias podemos dialogar, vienen los padres y madres a las tomas. Hay una buena relación”, dijo Nahuel. “En la Escuela de Cerámica se movilizaron un grupo de padres tras una reunión que convocamos los estudiantes y la directora para charlar. Allí se planteó una comisión, donde los padres hicieron un petitorio y una junta de firmas. Nos apoyan junto a los docentes, quienes hacen reuniones por su parte”, afirmó Luna.

Por su parte, la secretaria adjunta de Ademys consideró que “seguramente vamos a discutir en asamblea, junto a la coordinadora de docentes que se conformó contra la reforma hace ya casi un mes, que otras medidas vamos a llevar a cabo las próximas semanas hasta conseguir que la ministra nos escuche, porque le hemos pedido reuniones formales para que tenga el punto de vista de nuestro gremio y de un sector de la comunidad educativa que reclama que esta reforma no se pueda aplicar en 2018”. “Las últimas asambleas de la coordinadora docente contó con 45, 50 escuelas representadas, y además Ademys está haciendo un gran trabajo de recorrida para las escuelas que no solamente fueron postuladas como pilotos sino como escuelas medias de la ciudad de Buenos Aires. Tratamos de organizar al interior de las escuelas debates para discutir las implicancias de esta reforma”, explicó Martín.

“Nos parece muy importante que para que esta lucha llegue a un triunfo todos los estudiantes puedan decidir en instancias lo más democráticamente posibles, como asambleas de todos los alumnos de todos los colegios, un plan de lucha que pueda derrotar la Secundaria del Futuro”, propusieron Iván y Sol. Martín llamó “a la población, a las familias, a discutir, a conocer los términos de esta reforma y también a apoyar a los estudiantes que sólo han recibido de parte del Estado respuestas represivas, protocolos antitomas y no respuestas a la altura de un Ministerio de Educación cuando se está discutiendo una reforma de esta magnitud”.

En relación a este tema, y luego de la movilización, la respuesta del gobierno no se hizo esperar: el Ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, cuestionó el fallo de una jueza que ordena al gobierno porteño dejar sin efecto los procedimientos administrativos, penales y disciplinarios contra los alumnos. Según Garavano, las tomas son “ilegales”. De acuerdo a Infobae, hoy lunes el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, confirmó que la reforma “avanzará” a pesar de las tomas.

“Creemos que este tipo de modelo antidemocrático de aplicar una reforma en la educación no se va a aceptar. Ya pasó esto con la Nueva Escuela Secundaria y fue resistido con tomas y movilizaciones. No se va a poder modificar la escuela secundaria sin escuchar las voces de la comunidad educativa”, declaraba Luna durante la movilización del viernes pasado.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje

  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.