26 de agosto de 2017

Medios

El Gobierno alemán cierra Indymedia

El gobierno alemán ha cerrado el sitio alemán de Indymedia, la plataforma más usada en el idioma alemán para organizar y discutir políticas radicales de cambio social. Además han llevado a cabo allanamientos en Friburgo (en alemán, Freiburg im Breisgau, una de las ciudades más al sur del país) para confiscar computadoras y hostigar a quienes acusan de sostener el sitio web, justificándolo absurdamente en que los supuestos administradores constituyen una organización ilegal que busca destruir la Constitución alemana. Por Crimethinc | Traducción: Indymedia Argentina.


Esto representa una escalada masiva en la represión estatal contra lo que las autoridades llaman “extremismo de izquierda”, sugiriendo de forma nada ingenua una equivalencia entre quienes buscan construir comunidades más allá del alcance de la violencia estatal y Neo Nazis organizando ataques y asesinatos como los ocurridos hace pocos días en Charlottesville, Estados Unidos.

Indymedia se fundó en Alemania como de.indymedia.org; una segunda versión apareció en 2008 con el nombre de linksunten.indymedia.org. Este último se fundó para focalizarse en políticas y movimientos de cambio social en el sur germano. Pero pronto se convirtió en el sitio web más usado por la militancia de habla alemana. A medida que el sitio de Indymedia Alemania original se fue volviendo técnicamente anticuado y saturado de trolls, más y más personas se volcaron a linksunten.indymedia.org. En 2013, de.indymedia.org casi cierra debido a que no había suficientes activistas involucrados.

En los últimos años, más atención se ha acumulado alrededor de linksunten, que ofrece un espacio para que las personas publiquen de forma anónima. Por ejemplo, en 2011, un comunicado apareció en la plataforma reclamando responsabilidad por sabotajes motivados políticamente en el subterráneo de Berlín. El sitio también fue usado para divulgar información sobre fascistas y Neo Nazis. En 2016, un artículo en linksunten presentó la información completa de cada participante en la convención del partido nacionalista de ultraderecha Alternativa para Alemania (Alternative für Deutschland, or AfD), un total de 3000 nombres. Esto atrajo mayores hostilidades de parte de los impulsores derechistas de la represión estatal.

Antes del encuentro del G20 del 2017 que tomó lugar en Hamburgo, la prensa hegemónica ya se encontraba señalando a Indymedia Linksunten, declarándolo el espacio para la coordinación de la militancia para las protestas contra el G20. El partido AfD inició una campaña contra el sitio web, impulsando expedientes sobre Indymedia en el Parlamento federal y tratando de forzar a los gobiernos locales a bloquear la plataforma junto a otras expresiones y organizaciones de izquierda y anarquistas.

Todo esto llevó a la situación actual, en la cual el Ministro de Interior Thomas de Maizière prohibió el sitio hoy, 25 de agosto, inmediatamente antes de las elecciones. El Estado allanó tres locales, incluyendo un centro cultural y social en Friburgo, convirtiendo la entera ciudad en un estado policial durante este día. Supuestamente, en los allanamientos se encontraron algunas hondas y palos, los que ahora son usados como justificaciones adicionales para su propaganda sobre “terrorismo”.

De hecho, Thomas de Maizière lleva adelante la agenda de la extrema derecha fascista alemana, así como los objetivos represivos de la AfD.

Por supuesto, aquellos que mantienen el sitio web no han escrito ellos mismos nada que pudiera ofrecer argumentos legales para este ataque. Incluso las plataformas mediáticas corporativas ofrecen espacios a la gente para que pueda expresarse de forma anónima. Por ejemplo, cuando integrantes del Departamento de Estado ofrecen información a la prensa bajo condición de reserva de fuente. La excusa que usa el Estado para justificar este ataque es declarar que aquellos que mantienen linksunten componen una organización oficial cuyo objetivo es destruir la Constitución alemana. Este es un truco legal. Si tiene éxito, se podría usar con facilidad contra otros portales, revistas y otros proyectos similares, de forma tal que cualquiera que divulgue ideas y literatura radicales y que documente a los movimientos sociales y al activismo se convertirá en blanco de este tipo de represión y violencia estatal. Este es el mensaje que quieren enviar, para intimidar a la entera población a que acepte sumisamente que el actual orden político en Alemania persistirá hasta el fin de los tiempos.

Esta maniobra grosera muestra cuán asustadas están las autoridades ante el hecho de que las ideas radicales de cambio social se estén difundiendo y contagiando luego de las exitosas manifestaciones contra la cumbre del G20 en julio. Thomas de Maizière dejó muy en claro en su conferencia de prensa que este asalto a Indymedia es una forma de vengarse por la vergüenza que el Estado pasó durante la cumbre. También muestra cuán deshonesta es la retórica gubernamental y derechista sobre la libertad de expresión. De hecho, estos hipócritas sólo usan ese discurso para posicionarse a sí mismos en un lugar en el que puedan suprimir la expresión ajena. La solución contra el fascismo no es darle más poder al Estado para que controle los discursos, sino el movilizar a la población en general contra los fascistas y contra la infraestructura gubernamental que la extrema derecha intenta tomar.

En Alemania y en todo el mundo, necesitamos teorías y prácticas radicales, transformadoras; necesitamos espacios donde las personas se puedan comunicar de forma anónima, para que no sean intimidados por las amenazas gemelas de la represión estatal y la violencia fascista. Para entender las luchas y los movimientos sociales, así nuestra comprensión de la historia no se pierda en un torrente efímero, necesitamos bases de datos que preserven las acciones y los comunicados. Como un autor planteó una vez, la lucha de la humanidad contra el poder autoritario es la lucha de la memoria contra el olvido. Para pelear contra esta agresión, es más importante que nunca divulgar materiales e ideas revolucionarias por todas partes, e inventar nuevas alternativas para comunicarnos con otras personas y con el pueblo en general en tiempos de control y censura estatal cada vez más intensas. Mientras más tomemos un rol personal en esta tarea, cada uno de nosotros, más descentralizadas y resistentes serán nuestras redes.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.