14 de agosto de 2017

Lomas De Zamora
Medio Ambiente

Los vecinos de Budge todavía viven con zanjones

Los vecinos de la Asamblea de Budge, continuando con el reclamo histórico de obras de desagües, asfaltos, cloacas para el barrio solicitarán esta semana una entrevista con las autoridades municipales para expresar nuevamente la problemática de vivir en un barrio donde muchos habitantes todavía siguen viviendo con zanjones. Por Patricia Rodriguez para ANRed


Describen la situación sanitaria que atraviesa el barrio como un punto de extrema gravedad. La carencia de desagües agudiza la contaminación que se ve acrecentada por el arrojo de aguas servidas en la vía pública por falta de cloacas y desborde de pozos negros. El cuadro se agudiza los días de lluvia cuando el desborde de las zanjas contaminadas inundan las calles y las casas. La intransitabilidad de las calles impide la circulación de vehículos y colectivos de tal manera que los habitantes de Budge quedan literalmente casi incomunicados.

Los vecinos de la Asamblea de Budge a lo largo de muchos años recurrieron a distintas estrategias para visibilizar el conflicto como movilizaciones en Puente La Noria, corte de calles, reuniones con distintos funcionarios sin obtener resultados de fondo, sólo algunos asfaltos logrados luego de mucha lucha e insistencia. Aún así, ciertas obras están mal hechas tal es el caso de la calle Bariloche donde los caños no dan abasto los días de lluvia y desbordan o en Guaminí donde directamente no los colocaron. Reclaman el asfalto de las calles Azamor, Montiel, Campana, Saladillo, Reano, Guaminí, Baradero y todas las restantes.

Eva, miembro de la Asamblea de Budge hace mención a la trayectoria de la Asamblea que desde hace años pide lo mismo, las necesarias mejoras para Budge, la zona más baja de Lomas, donde debería ser uno de los primeros lugares donde se realicen las obras y las culminen. Sin embargo, la realidad muestra un barrio con un montón de calles intransitables, sin desagües, con zajones desbordados con o sin lluvia. Agrega que contrariamente a la situación de extrema urgencia que se vive en Budge se privilegia el centro de Lomas, precisamente la calle Laprida donde el adoquinado lo reemplazaron por asfalto o la zona de Banfield donde cada dos por tres hay asfalto.

Mariela, también miembro de la Asamblea de Budge, relata que la empresa constructora EMA S.A. responsable de hacer el asfalto que en teoría iba acompañado de los desagües se retiró sin concluir la obra, habiendo cobrado previamente por la totalidad del trabajo. Mariela continúa describiendo la respuesta del Municipio ante el reclamo de los vecinos: "EMA no cumplió". Si bien los vecinos hicieron un seguimiento semanal de la obra junto a los ingenieros, la Municipalidad nunca inspeccionó ni controló el trabajo realizado. Así, la obra quedó inconclusa, al igual que el trabajo emprendido en Puente La Noria. Por otro lado, muchos de esos trabajos mal hechos debieron ser reformulados. Los vecinos descubrieron que los empleados de la empresa vendían las mallas asfálticas, por lo tanto, las calles que asfaltaron quedaron sin esos elementos.

A pesar de que la Corte Suprema de Justicia falló ordenando al Estado que los barrios de la cuenca sean saneados con sistemas de cloacas, desagües y otras acciones que resguarden la salud de la población, en Lomas se abocan a la megaobra de Puente La Noria, descuidando la zona más postergada del distrito.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.