5 de agosto de 2017

CABA
Géneros

"Nuestra compañera sólo muere si aflojamos"


Familiares y amigos/as de Anahí Benítez, junto con compañeros/as y docentes de la Escuela Normal Antonio Mentruyt (ENAM) de Banfield, se movilizaron hoy por la tarde hasta el Congreso Nacional con organizaciones feministas, políticas, sociales, estudiantiles y de derechos humanos en una masiva movilización en repudio y pedido de justicia por el femicidio de la joven de 16 años, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado ayer en la reserva natural de Santa Catalina en la localidad de Llavallol, partido de Lomas de Zamora. También se reclamó por otros casos, como la aparición con vida de Nadia Rojas - joven de 14 años de Villa Lugano que desapareció por segunda vez de un hogar en el que estaba bajo tutela estatal -, y justicia por el femicidio de Luna Marianella Ortiz, de 19 años, en Benavídez. Por ANRed.


La concentración comenzó a las 17 en pleno centro porteño, en el cruce de las avenidas de Mayo y 9 de Julio, que poco a poco se fue poblando gente y banderas, hasta que llegaron amigos/as, compañeros/as y docentes de la Escuela Normal Antonio Mentruyt (ENAM) de Banfield - donde estudiaba Anahí - con una enorme bandera roja y negra que identifica al centro de estudios. Con una gran organización, garantizada por el Centro de Estudiantes del ENAM, la marcha avanzó lentamente hasta llegar al Congreso Nacional.

"¡Ni Una Menos, Vivas nos Queremos!", "¡Olé, olé, ole, olá. Queremos justicia, nos van a escuchar, por Anahí hoy venimos a marchar!" y "¡Anahí, presente, ahora y siempre!", fueron las consignas más cantadas en la movilización.

En un país donde las estadísticas arrojan que una mujer es asesinada cada 18 horas, la movilización se destacó no sólo por el repudio y pedido de justicia por el asesinato de Anahí, sino que también la cabecera de la marcha buscó instalar el reclamo por otros casos, como el pedido de justicia por el femicidio de Luna Marianella Ortiz, de 19 años, en Benavídez, quien en junio de éste año se retiró de su domicilio para presentarse a un aviso laboral y nunca más volvió. Luego la encontraron muerta.

También estuvo presente el pedido de aparición con vida de Nadia Rojas, joven de 14 años de Villa Lugano que desapareció por segunda vez de un hogar en el que estaba bajo tutela estatal, por lo cual el pasado viernes organizaciones sociales y políticas junto a familiares se movilizaron a los tribunales de Comodoro Py a exigir su aparición con vida y explicaciones acerca de porqué el estado no cuidó su integridad, sabiendo que la joven es objetivo de una red de trata.

La movilización fue recibida en el Congreso por trabajadores despedidos de PepsiCo con carteles en apoyo y pedido de justicia por Anahí.

Una vez allí, ANRed entrevistó a Miryam Bregman, ex diputada y precandidata a vicepresidenta por el Frente de Izquierda (FIT), quien remarcó: "Nuevamente una joven es víctima de la violencia machista. Fui diputada nacional y no logramos todavía que se trate un plan nacional de emergencia contra la violencia machista, y ese es nuestro reclamo. Lo hicimos ahí adentro. Nadie nos escuchó. Tenemos que hacerlo en la calle".

También dialogamos con Facundo, compañero de Anahí en el ENAM quien detalló que estaban allí en pedido de "justicia por Anahí, por Nadia Rojas y por todas las pibas que no están hoy en día en su casa", en consonancia con la amplitud del reclamo que caracterizó a toda la movilización.

Finalmente, frente al edificio del Congreso, familiares y amigos/as de Anahí dijeron unas palabras frente a la prensa. "Nos vamos a mover las veces que sea necesario. Por Anahí, por Nadia, por Luna, y por todos y todas", exclamó uno de los jóvenes por megáfono, y luego agradeció el acompañamiento.

Por su parte, Joaquín, del Instituto de Lomas de Zamora remarcó: "está más que claro que Anahí apareció por la lucha, porque salimos a las calles. Anahí era una compañera, una auténtica luchadora en el centro de estudiantes. Nuestra tarea es sencilla: nuestra compañera sólo muere si nosotros aflojamos. Si antes eran éramos 500, hagamos más fuerza los 499 que quedamos. Dejemos en claro que siempre el estado es el responsable".

También hubo espacio para señalar a los medios y el tratamiento banal y morboso que le dieron al caso. "Empezaron a transmitir la noticia en todos los canales a partir de las 12. Y todavía no había llegado la policía científica. Quiero repudiar acá a todos los medios que están presentes. Nosotros tuvimos que decirle dos veces a nuestro amigo que no habían encontrado el cuerpo de Anahí. ¿Y todo para qué? ¿Para que ganen plata? ¡Porque no se van un poco a cagar!", denunció entre aplausos uno de los amigos de Anahí y su novio Elías.

También los/as estudiantes del ENAM le dieron un espacio a Elena, madre de Nadia Rojas, joven desaparecida por segunda vez, al padre de Luna Ortiz, víctima de femicidio, y a otros casos.

Una muestra de que los femicidios y desapariciones se disfrazan en los discursos mediáticos de fenómenos aislados, pero son problemáticas sociales estructurales que responden a las mismas lógicas. La jornada demostró, también, que Anahí y todas las chicas desaparecidas o asesinadas viven en quienes siguen la lucha día a día para denunciar la violencia machista de un sistema que las violenta y mata, en todas sus formas y modalidades, y que siempre, siempre está presente la responsabilidad estatal.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.