14 de julio de 2017

Trabajadoras/es

Paro en la Línea 60 por incumplimiento en las condiciones de seguridad e higiene

Desde las 17:00hs del jueves 13 de julio se encuentra paralizado el servicio de la Linea 60. La medida, llevada a cabo por los delegados y votada en asamblea, se tomó luego de que entes estatales realizarán una inspección en las cabeceras. Desde Anred pudimos conversar con algunos de los trabajadores. Por Santiago Menconi para ANRed


En horas de la tarde del jueves 13 de julio una inspección de la SRT (Superintendencia de Riesgos del Trabajo), en conjunto con el Ministerio de Trabajo de la Provincia, constató un incumplimiento en el 95% de los puntos infraccionados sobre las cabeceras de Ingeniero Maschwitz y Escobar de la Linea 60. Esta sentencia se da luego de que los trabajadores hayan denunciado, en repetidas ocasiones, fallas en la seguridad de las cabeceras y de las unidades. Por este motivo, los trabajadores han decidido paralizar las actividades hasta que el grupo empresario se decida a reparar los micros y a refaccionar las instalaciones.

Daniel Silveira, uno de los más de 900 choferes que tiene la Línea 60, declaró: "No podemos arriesgarnos a tener una nueva muerte, ni de un trabajador ni de ningún pasajero". El testimonio hace referencia al fallecimiento de David Ramallo, quien perdiera su vida en septiembre de 2016, cuando un elevador -sin habilitación- cedió y el micro al que sostenía se desplomó sobre él quitándole la vida. "Nosotros venimos denunciando esto, antes y después, del asesinato de David. Pero, según parece, al grupo DOTA no le interesa la vida de los compañeros, a ellos sólo les importa la guita".

Luego del crimen de Ramallo, los directivos de la linea 60 despidieron a 10 chóferes y suspendieron a otros 19. Estos despidos y suspensiones se dilataron a causa de una conciliación obligatoria y, luego, por una medida cautelar. Pero, el jueves último, la jueza Stella Maris Vulcano levantó la cautelar y el grupo DOTA hizo efectivas las sanciones disciplinarias. Consultado sobre el punto, Santiago Menconi, empleado de técnica, declaró:

"Pasciuto (actual presidente de MONSA, Línea 60) busca correr el eje del debate: despide y suspende trabajadores para quitarse responsabilidad en el asesinato de nuestro compañero. Se roban los subsidios y parasitan el servicio. Hoy en día, viajar en el 60 es una bomba de tiempo, los micros se caen a pedazos".

Por medio de un comunicado de prensa, el Cuerpo de Delegados de la Línea 60 manifestó que mantendrán paralizado el servicio hasta que el empresario deponga su actitud y garantice las condiciones adecuadas de seguridad e higiene. Al cierre de esta edición, los trabajadores se encontraban a la espera de una respuesta de parte de la empresa y de que el Ministerio de Trabajo tome cartas en el asunto.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.