17 de junio de 2017

Derechos Humanos

Lincharon a un niño de 10 años en Córdoba

Las imágenes hablan por si solas. El 13 de junio por la tarde, en cercanías a la intersección de Colón y Gral Paz, la policía de Córdoba se llevó detenido a un niño de aproximadamente 10 años, quien habia sido linchado por unos transeúntes que lo acusaban de intentar robar. Por Mucho Palo Noticias.


Una mujer paramédica que presenció los abusos, contó que cuando pudo separar a "la gente que estaba muy violenta" logró ayudar al niño que estaba en estado de shock nervioso. Lo asistió para que no se ahogara por la gran cantidad de sangre que salía por la nariz. Reprochó a los presentes que en vez de llamar a la ambulancia se pusieron a filmar y debatir que hacer. El niño quedó tirado en el piso hasta que fue cargado ensangrentado al movil policial.

La policía por su parte en flagrante violación a los procedimientos al no esperar la asistencia de la ambulancia, decidió privarlo de su libertad y el comisario Gustavo Ariel Ayala informó que a pesar de desconocer la identidad del niño, previo a la unidad judicial de la primera, lo trasladarían al Hospital de Niños de la Ciudad de Córdoba y recién allí brindarían información.

Asimismo la policía también se llevó detenido a uno de los agresores, mayor de edad, que participó en el linchamiento. Sin embargo aquí también se desconoció el procedimiento al negarle información a un familiar directo que preguntaba a donde llevaban a su hermano. Ante la insistencia del joven, los testigos afirmaron que la policía le dijo al detenido: "no te hagas drama es para que vayas a la primera, entregas los datos y te sacamos", dejando en claro que la detención tenía la intención de desarticular la presencia de testigos que filmaban toda la escena.


Presentamos las pruebas sobre el linchamiento ante la justicia

Ayer, 16 de junio, Mucho Palo Noticias presentó ante el Fiscal Rubén Caro, el material completo que disponemos del linchamiento del niño, ocurrido el pasado martes 13 en el centro de la ciudad de Córdoba.

Nuestra presentación, en primer lugar obedece a un llamado del Fiscal de aportar pruebas para esclarecer lo ocurrido. En segundo lugar, es una decisión del colectivo de comunicación antirrepresivo no dejar este terrible hecho en las arenas mediáticas (que nos sobrepasan) y comprometer a la justicia para que reaccione y emita un mensaje claro a la sociedad para reflejar el horror con el que estamos conviviendo. Esperamos que la acción judicial no esté orientada a criminalizar al niño y/o su familia.

El material publicado por MPN, fue tratado con respeto preservando al niño y evitando el morbo al que nos tienen acostumbrados los medios hegemónicos de Comunicación.

Los hechos relatados, mostrados en el video y las fotos publicadas dan testimonio de una conducta de una parte de la sociedad que envalentonada con el discurso de esos medios y el accionar criminal del estado y la policía, no dudan en sentirse habilitados para hacer justicia por mano propia.

Lamentamos la espectacularización que se está realizando para minimizar la agresión, que instala un falso debate al plantear que la sangre en la cara del niño era producto de un autogolpe. Esta construcción contra lxs niñxs pobres nos enfurece, ya que la sangre en la cara del niño no se produjo mientras jugaba a la pelota con sus amigos en el barrio, o mientras se balanceaba en hamacas, se produjo mientras un grupo de personas sintieron que podían castigar a esa criatura, y de ese modo actuaron, doblándole los brazos, tirándole las orejas, pisándolo, zamarraeandolo y repitiendo: “si roba no es niño”.

Con mucha tristeza hemos observado como este hecho que difundimos sobre el linchamiento de un niño, ha sido utilizado para criminalizar a lxs chicxs por parte de varios medios, quienes luego de pedirnos el material con urgencia habiendo leído y observado nuestra forma de tratarlo, tiendan quizás a justificar la baja de imputabilidad a los 14 años. Lxs niñxs no son el peligro, están en peligro.

Periodistas de diversos medios hegemónicos nos solicitaron el material en crudo, incluso nos hicieron consultas tales como "si lo que se veía debajo del píxel era sangre en la cara del niño". Frente a esto repetimos que el material publicado es de por sí claro. La imagen pixelada apunta a cuidar la identidad e integridad del niño, no es necesario la espectacularización del hecho, sino repensar desde los medios y la sociedad en general qué mensaje reproducimos evitando criminalizar a un niño o discutir livianamente la reducción de la edad de imputabilidad.

Nuestra postura desde un primer momento fue la de autorizar que usaran lo publicado donde incluimos capturas de imágenes de los agresores. Nuestra fundada preocupación era evitar más daño contra el niño, hecho que en parte pudimos lograr.

Colectivo de comunicación antirepresivo, Mucho Palo Noticias


Más información:
Testimonios del linchamiento
Facebook de MPN




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.