25 de mayo de 2017

Nacional

Nuevo intento de desalojo en la Villa La Maternidad de Córdoba

El Gobierno de la Provincia de Córdoba intenta un nuevo desalojo en Villa La Maternidad para la construcción de un puente. La organización de lxs vecinxs de la Villa logró que se abriera una mesa de diálogo que teóricamente frenaría las obras, pero este martes 23 ya estaba de nuevo la empresa constructora en el lugar. Esta villa lucha contra el despojo de sus tierras desde hace 13 años.En el programa de la RNMA, Enredando las mañanas, nos comunicamos con Mónica, Vecina de Villa la Maternidad para que nos cuente la situación por la que estan pasando. Por RNMA


Desde el pasado jueves 18 de mayo el Gobierno de la Provincia de Córdoba avanza con el cercado perimetral del Pasaje Letizia en Villa La Maternidad para continuar con la construcción del puente que atraviesa el predio de la villa. Ese mismo día, la rápida organización de lxs vecinxs de la Villa logró que desde el Gobierno de Córdoba abrieran una mesa de diálogo que teóricamente frenaría las obras, pero este martes 23 regresó la empresa constructora Paolini, custodiada por la policía provincial. Esta villa lucha contra el despojo de sus tierras desde hace 13 años, y los gobiernos de turno han intentado en repetidas ocasiones concretar el desalojo total para destinar estas tierras a la especulación inmobiliaria.

El lunes 22 se realizó un corte de calle para exigir soluciones, y desde el Enredando las Mañanas hablamos con Mónica, una de las vecinas, quien nos explicó que la medida de fuerza consistió en un corte parcial de la avenida Agustín Garzón para exigir, en primer lugar, respuesta para las familias que buscan desalojar. Pero también pidieron que se abran entradas para el ingreso a las viviendas de las familias que quedaron impedidas de transitar libremente a causa del cerco perimetral instalado el pasado jueves, y el fin del amedrentamiento a la policía.

Enredando Las Mañanas: Buenos días Mónica, comentamos recién que el día jueves se encontraron con que una compañía empezó a hacer los primeros pasos para la construcción del Puente Leticia, del cual ustedes ni siquiera tuvieron un aviso previo. ¿Nos podés contar lo que sucedió el jueves?

Mónica: Sí, es así. En este tiempo no tenemos mucho apoyo de los medios, lamentablemente, para que vean en qué situación estamos. Es muy lamentable porque el jueves nos despertamos a las 7 de la mañana con los obreros bajando alambres, bajando vigas. Y no entendíamos nada porque no bajó nadie a dar la cara del Gobierno a decir “mire, va a pasar esto o lo otro”. Vinieron y bajaron todo, sin saber nada nosotros. Y nos paramos como siempre lo hicimos, y pedimos explicaciones al comisario que vino. Exigimos que baje alguien del gobierno, del ministerio a dar explicaciones de qué es lo que está pasando.

ELM: ¿Y ahí qué sucedió Mónica?

M: Logramos que vinieran de Hábitat un representante [Arq. Luis Vélez, director de Jurisdicción de Hábitat del Ministerio de Desarrollo Social] con dos asistentes sociales, porque en el alambrado que pusieron hay más de dos, tres familias que están prácticamente encerradas, como si fuera una cárcel. Me parece que eso es anticonstitucional, porque tenemos el derecho a la libre circulación. Y las familias que quedamos a la vera de este alambrado también estamos prácticamente encerrados. Es una lástima, una tristeza, ver lo que están haciendo con nosotros porque creo que la gente no es perro, no es animal para que se encierren de la manera que lo están haciendo. Y ahora cortamos para que den explicaciones, porque no tenemos ninguna otra noticia.

ELM: Entonces, para entender, la primer medida de la construcción de este puente ha sido básicamente encerrarlxs a ustedes con un alambrado, perimetrar las casas. El arquitecto Luis Vélez que se presentó por la exigencia de ustedes el jueves pasado, ¿se comprometió a algo? ¿Cuáles son los próximos pasos?

M: Directamente a hacer una mesa de diálogo con las familias que quedaron encerradas.

ELM: ¿Y esa mesa de diálogo frena las obras?

M: Sí, frena las obras por ahora. No pueden continuar con las familias adentro, muchas familias con muchos niños. Por suerte frena todo, con la resistencia que estamos haciendo.

ELM: ¿Ustedes ahora están pidiendo que contemplen a la totalidad de las personas que habitan ese territorio y no solo a la las que han quedado linderas a los alambrados?

M: Exactamente.

ELM: ¿Nos podes contar un poco cómo están llevando adelante la acción del corte?

M: Estamos cortando Agustín Garzón y el pasaje Letizia. Tenemos el apoyo de organizaciones sociales, agrupaciones estudiantiles universitarias, estamos los vecinos. Y estamos pacíficamente acá, porque siempre lo hicimos de esa manera. Pero entre el diálogo con el comisario y uno de los representantes de la Villa, pasó que un uniformado -el mismo que anduvo el jueves- amenazó de muerte a nuestro compañero. Le dijimos que nosotros estábamos pacíficamente, y no es necesario venir a amenazar a nadie. Pero de ahí, logramos que se lo llevaran, está allá a lo lejos. Pero nosotros estamos pacíficamente cortando y pidiendo explicaciones.

Un poco de historia

Villa La Maternidad resiste al desalojo y despojo de sus tierras desde 2004 cuando el gobierno provincial de Córdoba desalojó a más de 350 familias que fueron trasladadas compulsivamente a los barrio-ciudades.

Estas tierras pretenden ser destinadas a la especulación inmobiliaria, favoreciendo a grupos desarrollistas en detrimento del uso social de la tierra.

Sobre el Puente Letizia

El proyecto implica que el Pasaje Letizia desemboque en un puente que atraviesa el predio de la Villa uniendo la Costanera con la avenida Agustín Garzón hacia la Nueva Terminal de Ómnibus.

Trece familias son las afectadas directamente por el avance de esta obra pública ya que serán desalojadas de manera inminente. Sin embargo, todas las familias que habitan en la villa sufrirán el impacto de esta obra de gran envergadura debido a que la contaminación ambiental repercutirá en todo, el predio como está denunciado en el Informe de Impacto Ambiental que realizó el biólogo Raúl Montenegro.

La mañana del martes, la empresa constructora Paolini, custodiada por el subcomisario Calderón y agentes uniformados, instaló reflectores en todo el Pasaje Letizia. Resulta inminente la instalación del obrador para la continuación del puente.

¿Cuáles vecinxs son escuchadxs por el gobierno provincial?

Mientras los reclamos de lxs vecinas y vecinos de Barrio Junior fueron escuchados en relación al pedido de que el Puente Letizia no descienda a su barrio ya que el tránsito de autos y colectivos de larga distancia con dirección a la Terminal de Ómnibus afectaría la vida residencial, lxs vecinxs de Villa La Maternidad que quieren permanecer en sus viviendas y defienden su territorio ni siquiera logran que se cumpla el Acta Acuerdo firmada con el Gobierno provincial el 2 de enero de 2009. En la misma, éste se comprometía a proveer de luz, agua, cloacas, guardería maternal e infraestructura para la huerta. Nada de esto ocurrió. Sólo policías que custodian el encierro de familias y los rumores de allanamientos masivos en todas las viviendas. Una vieja estrategia para desalojar sin que ningún/a funcionarix públicx pague el costo político.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.