18 de mayo de 2017

Géneros

Higui: mujer, lesbiana, negra, pobre y chonga

El martes 17 de mayo, día contra el Homolesbotransbiodio, se realizará una Jornada Nacional en los Tribunales de San Martín para exigir la libertad y absolución de Higui: “atacada por lesbiana, presa por defenderse”. En diálogo con Fin de Mes, Sabrina Montenegro, integrante de la Asamblea Lésbica Permanente, analizó el caso de Higui como un ejemplo del sistema de valores dominante patriarcal basado en la heteronorma donde unas vidas valen más que otras y la Ley de Identidad de Género como piso de las conquistas del colectivo LGTB, a 5 años de su aprobación. Por FM La Caterva


Higui es mujer. Es Lesbiana. Es del conurbano. Es laburante. Es chonga. Higui sufría hostigamiento por parte de varones en el barrio Mriló, en Bella Vista. El 16 de octubre del 2016 fue atacada por un grupo de hombres que intentaron violarla. Hoy Higui está presa, se la inculpa por un homicidio simple en una causa llena de irregularidades.

“El primer objetivo es liberar a Higui que está injustamente encarcelada porque la encarcelan por defenderse en el intento de violación correctiva” explica Sabrina, “estos ataques implican una doble vulneración: la atacan por mujer, como sucede en todos los casos de violencia de género y se la ataca para corregirla, por lesbiana. En terminos formales no hay leyes que refieran a los crímenes de odio. Las lesbianas atravesamos estas situaciones permanentemente porque somos una molestia para la heteronorma, se nos vulnera por nuestras orientaciones e identidades.”

Montenegro remarca que desde la comunidad LGTB y la Asamblea Lésbica Permanente, el primer objetivo planteado es liberar a Higui en su injusta encarcelación, pero que “no hay que conformarse con las migajas del Estado que administra justicia pero que sigue determinando que nuestras vidas valen un poquito menos. Ese es el piso. Las grandes tareas es instalar estas discusiones en las agendas de los políticos.”

“El Estado lo que regula en líneas generales en término de leyes es que hay vidas que son más vivibles que otras, el caso de Higui es un claro ejemplo de esa vida que tanto para el Estado, las instituciones, para los varones y la heterosexualidad obligatoria en la que vivimos era una vida que no valía nada por eso se consideraban con derecho a arrebatarla.
Llegamos a ese lugar porque esa vida vale menos para el ojo de la sociedad, para los jueces, para los legisladores. Si esa vida vale menos nuestro laburo es rediscutir ese sistema de valores que existe, en el que un hombre heterosexual tenga más derecho que una mujer heterosexual y que esa mujer heterosexual tenga más derecho que una lesbiana y que dentro de las lesbianas sea más válido que seas una lesbiana femenina que no cuestione a simple vista la heteronorma que una masculina o chonga. Eso es lo que da un rango de qué vida es más vivible que otra. No queremos más Higuis.
Sabrina agregó además la escalada de violencia que se legitima “de arriba hacia abajo” y que es necesario visibilizar: “Queremos que el pueblo empeice a discutir estos crimenes de odio, tenemos muchas tareas por delante, y al mismo tiempo defender las conquistas en la calle, no hay otra manera.”

Ley de Identidad de Género: A 5 años

“Nuestra ley es modelo en el mundo, hay muy pocos países que no recaen en la figura patológica para habilitar el cambio de identidad de género, que brindó otras herramientas a la hora de ser parte del sistema educativo y al sistema de salud. Todo esto que parece una pavada es un salto en la calidad de vida de la comunidad trans, implica acceder a derechos que para cualquier persona, para un heterosexual es lo más normal del mundo, como ir al medico y que te llamen por tu nombre, parece algo muy obvio pero no lo es.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.