27 de abril de 2017

Neuquén
Especiales

Relato: Lo que me pasa con la abuela, es que la admiro

Estos relatos forman parte de un homenaje a las Madres de Neuquén y Alto Valle, al conmemorarse 40 años de su existencia y su trayectoria de lucha y resistencia por memoria, verdad y justicia, y por la defensa y promoción de los derechos humanos en tiempos de dictadura, pero también en plena democracia. Compartimos el relato de Juan Elissetche. Foto: Sol Busso.


Por: Juan Elissetche, agosto 2016, La Plata.

Lo que me pasa con la abuela, es que la admiro. No es una abuela normal desde ya.

Pero ella tiene ese punto de vista “sociológico”, quiero decir que entiende cada cuestión en su contexto. No es víctima de su época, en parte sí, todos los somos. A lo que voy, eso no la hace conservadora en cuanto a pensamientos. Entiende la realidad en cuanto actualidad y realidades: Sabe cómo es el mundo y no por eso se da por vencida o deja que le gane la impotencia.

También creo que la vida de militancia no es como un trabajo, que te desligas cuando llegas a tu casa o cuando estas con tus amigos. Ella lleva su ser a todos lados, su esencia. Lleva su lucha, no se toma vacaciones para nada. Todo el tiempo y en todos lados se encuentran los valores. Por eso ella rescata los buenos gestos de las personas siempre.

Valora las cosas sencillas de la vida. Porque de eso vive, de verse con mi mama a la noche, de vernos crecer a nosotros, de la radio, de llenarse un poco el corazón todos los días con gestos lindos y sencillos de otras personas. No cualquier sabe ver tales cuestiones. Vive de rodearse de gente que más allá de su compromiso con la vida, tiene buenos gestos. Gente sensible, como ella. Que no le es indiferente a la miseria de los demás. Y me parece que esta es una de las cualidades que heredamos en mi familia, el ser sensibles, el ser humanos. Y junto con eso, el sentimiento de justica.

Cambiando de tema, algo que empecé a disfrutar (ya más de grande), es llevarle el
diario a la abuela. Antes me daba pachorra, después me empezó a gustar ir a la diagonal a pedir el diario de las Madres (todos los que tengan). La vieja es una máquina de leer. Bah, es una máquina; punto. La capacidad de memoria que tiene, se acuerda de los libros que leyó. Se acuerda frases, recita poemas. Y además tiene el hecho de haber vivido muchas cosas, lo que ella dice: “Relato acontecimental”. Es recordar, (doy fe), con palabra exactas, lo que dijo fulanita aquella vez. O lo que leyó en tal poema, de manera exacta. Es una máquina. Sabe aprovechar muy bien el tiempo. Tiene mucha energía. Y siempre su día muy bien planeado. ¡Ojo! No le cambies un plan ni llegues tarde a buscarla.

Le da el cuero para hacer de todo, radio, leer, ir a una escuela, reunión. E ir a visitar
a alguna amiga por el cumple. Todo esto es porque tiene un compromiso, con ella misma.

En parte nomas. Porque ha dicho reiteradas veces que la lucha de mi tío y sus pares es también la lucha de ellas, y debería ser también la lucha nuestra. Comparto profundamente.

Entonces, esta cuestión de mi tío, que la marca, que la define como es, que la
hace. Que la hizo y la acompaña, en ideología, en corazón, en sentimiento. No me da la imaginación para pensar todas las cosas que vivió mi abuela. Pero en parte, solo en parte, puedo imaginar lo que debe ser que te saquen un hijo por la fuerza. Que te lo arrebaten, sin que vos puedas hacer algo. Aunque ellas hicieron. Eso también aprendí de ella; lo que ata a una persona a la vida. Porque uno elige seguir viviendo. Y me refiero a vivir que no es lo mismo que estar vivo. Porque mi abuela tuvo dos perdidas más de la familia, mi abuelo (hace 20 años) y mi otro tío. Y pudo haberse quedado no se, encerrada y deprimida en el peor de los casos, quiero decir, que haya sido diferente a como es. ¡Pero no!

Mi abuela vive, crea, hace, genera, siembra, todo el tiempo. Y creo que, cuanto antes nos despertemos a vivir, como ella aunque con el estilo de cada uno), mejor para todos. Y en esto de vivir, se centra todo. Ella lo sabe, por eso no pierde el tiempo, siempre tiene alguna buena acotación, enseñanza o algo que transmitir. Pero eso no la hace pedante, todo lo contrario, es muy sabia: sabe cuándo son los momentos para decir, hacer, hablar, enseñar, debatir. Es una persona que transmite, más allá de conocimiento o sabiduría: Energía.

Te llena, porque es buena, sencilla. Humilde. Alegre.

Porque esta está llena de Vida.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.