20 de abril de 2017

Trabajadoras/es

“El acuerdo es ilegal e ilegítimo porque un sindicato no puede pactar la desvinculación de ningún trabajador”

En marzo, 350 trabajadores de la planta de Alvear de General Motors, en la provincia de Santa Fe, fueron suspendidos por 9 meses, mediante un acuerdo firmado entre el sindicato SMATA y la automotriz. Ante la falta de respuestas a nivel local, los obreros viajaron hoy a Buenos Aires para exigir una reunión con Jorge Triaca, Ministro de Trabajo de la Nación, quien se negó a recibirlos. ANRed dialogó con Sebastián Romero, uno de los suspendidos e integrante del Comité de Lucha, quien afirmó: “Estamos viendo despidos, suspensiones, fábricas que cierran. Entonces, si no hay plan B, que Macri se vaya. Necesitamos un gobierno que realmente defienda los derechos de los trabajadores”. Por ANRed.


Esta mañana, los trabajadores suspendidos de General Motors llegaron a la Ciudad de Buenos Aires desde Santa Fe para exigir una respuesta del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Los obreros denuncian que las suspensiones son despidos encubiertos y que el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina (SMATA) es cómplice, ya que fue el propio gremio el que firmó el acuerdo con la automotriz.

La concentración comenzó en Congreso y luego marcharon a la cartera laboral encabeza por el Ministro Jorge Triaca. Los obreros también brindaron una conferencia de prensa en el Hotel Bauen y, asimismo, se acercaron a la Escuela Itinerante de CTERA, para brindar su apoyo a la lucha docente y contar su situación.

Durante la jornada, estuvieron acompañados por distintos partidos políticos –PSTU; PO; MST; Democracia Obrera, entre otros- y recibieron la solidaridad de referentes sindicales, como Rubén “Pollo” Sobrero (ferroviarios), Pablo Viñas (AGR-Clarín), Gonzalo Acosta (Línea 60) y Hernán “Vasco” Izurieta (Delegado de la Junta Interna del Ministerio de Trabajo de la Nación).

Además viajaron desde Santa Fe el concejal Carlos Comi (Coalición Cívica) y la diputada nacional Josefina González (Frente Para la Victoria). Ambos fueron recibidos por funcionarios de segunda línea del Ministerio de Trabajo. Si bien insistieron en que se reunieran directamente con los obreros, la negativa de la cartera de Triaca fue rotunda, al tiempo que descartaron intervención del Ministerio en el conflicto, aduciendo que “el acuerdo ha sido suscripto por SMATA nacional, SMATA local y la mayoría de los delegados de la planta”.

En Congreso y al inicio de la jornada, ANRed dialogó con Sebastián Romero, uno de los 350 suspendidos e integrante del Comité de Lucha.

-ANRed: ¿Por qué afirman que estas 350 suspensiones son despidos encubiertos?

-Sebastián Romero: El acuerdo que firmó el SMATA junto con la empresa es un plan de suspensiones por el que los primeros tres meses vamos a cobrar el 80%, el segundo trimestre vamos a cobrar el 60% y el último trimestre el 40% del sueldo y, a partir del 1º de diciembre, quedamos desvinculados de la empresa. Decimos que este acuerdo es ilegal e ilegítimo porque un sindicato no puede pactar la desvinculación de ningún trabajador. Al contrario: tiene que defender las fuentes de trabajo.

-¿Pudieron tener alguna reunión con el sindicato?

-Lamentablemente las veces que fuimos al SMATA no nos dejaron ni siquiera ingresar. Íbamos con las peticiones que se firmaron en Asamblea y así y todo no nos dejaron ingresar. El SMATA aduce que este es el mejor acuerdo al que pudo haber llegado.

-¿Por qué se vieron obligados a venir a Buenos Aires?

-Nos vimos obligados a venir a Buenos Aires porque fuimos al Ministerio de Trabajo de la Nación que está en Rosario y nos dijeron que no estaban al tanto del plan de suspensiones. El Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe nos dio dos audiencias. En la primera dijeron que podían tener competencia y dictar la conciliación obligatoria y, en la segunda reunión, nos dijeron que ya no tenían competencia en esta situación y que estaba todo presentado acá, en el Ministerio de Trabajo de la Nación de Buenos Aires. Por eso nos vimos obligados a venir acá, a pedir respuesta, pero también estamos pidiendo a Jorge Triaca que nos dé una reunión para resolver este problema porque ya hace 50 días que estamos suspendidos. No encontramos respuesta alguna de quien nos tiene que defender, ya sea del sindicato y del Ministerio de Trabajo. Entendemos que los gobernantes son los que tienen que poner cartas en el asunto y están permitiendo que esta empresa multinacional despida a 350 trabajadores, que se lleve adelante un plan de suspensiones y un acuerdo que está por encima de los derechos de los trabajadores. Esto es lo que está pasando hoy día en la región.

-Justamente, como decís que se está dando en la región, ¿qué lectura hacen respecto al contexto general?

-La situación es lamentable para todo el país. Yo lo escuché a Mauricio Macri decir que no había plan B. Estamos viendo despidos, suspensiones, fábricas que cierran. Entonces, si no hay plan B, que Macri se vaya. Necesitamos un gobierno que realmente defienda los derechos de los trabajadores, que realmente defienda la producción argentina y que podamos de una vez por todas avanzar como sociedad. No podemos permitir ni el saqueo que está haciendo esta empresa ni la flexibilización laboral y la precarización del trabajo. Somos los trabajadores los que hacemos que un país funcione. Nos ponen cada vez más en peores condiciones a todos los trabajadores en su conjunto.

-Además de esta concentración en Congreso, ¿qué actividades tienen planificadas?

-Concentramos en Congreso para marchar al Ministerio de Trabajo de la Nación, primero a la sede de Callao y, si no nos reciben, iremos a la sede de Alem, para que nos den una respuesta. Vamos a dar un saludo a los docentes, apoyarlos en su lucha y agradecerles porque nos están enseñando a luchar y también así unificar las luchas. También haremos una conferencia de prensa en el Bauen.

-¿Querés agregar algo más?

-Queremos que se retire este acuerdo y queremos volver a trabajar. Es lo único que estamos pidiendo. Por eso nos vemos obligados a organizarnos en asambleas, donde 1500 trabajadores votan esta cuestión, que no se está respetando la democracia obrera, no se está respetando el derecho de los trabajadores.


Información relacionada:
- Santa Fe: Trabajadores de General Motors denuncian 350 despidos encubiertos
- Trabajadores de General Motors Rosario movilizarán al Ministerio de Trabajo de la Nación ante 350 despidos encubiertos




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.