23 de marzo de 2017

Pueblos originarios

Los Toldos: mapuches recuperan su cementerio ancestral

Comunidades mapuches de Los Toldos, el municipio de General Viamonte y la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, sede Olavarría, firmaron un histórico convenio para preservar un cementerio ancestral mapuche abandonado, que fue descubierto de manera fortuita a fines del año pasado, mientras se realizaban mejoras en caminos rurales cercanos a la laguna La Azotea. Por Liliana Giambelluca para ANRed.


Con el objetivo de recuperar un antiguo cementerio mapuche (Eltuwe) ubicado en un predio lindero a la laguna La Azotea, de Los Toldos, el intendente de General Viamonte, Franco Ariel Flexas, Gabriela Gamberini, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN), sede Olavarría, referentes de la Comunidad Mapuche Kintu Kimun, Agrupación Ñuke Mapu, Comunidad Hermanos Mapuches de Los Toldos, Comunidad Indígenas Mapuches Tribu Ignacio Coliqueo y la Comisión de Fomento La Azotea, ante la presencia de los doctores Julio F. Merlo y María del Carmen Langiano, firmaron un Convenio Marco de Cooperación el viernes 17.

El encuentro se llevó a cabo en el Centro Cívico y Cultural, y además de las partes firmantes estuvieron presente representantes de comunidades mapuches locales y de la zona, miembros del Concejo Deliberante, del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, y de la Subsecretaría de Derechos Humanos del Municipio de Quilmes, entre otros.

JPEG - 208.4 KB
Convenio Marco de Cooperación

El arqueólogo Julio F. Merlo, del Departamento de Arqueología de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNICEN, explicó que el proceso de recuperación comenzará con una investigación arqueológica y antropológica que aporte información histórica de las fechas de los enterramientos, como así también los límites precisos del cementerio.

La recolección de distintos materiales también permitirá aportar datos culturales de la tribu del lonko Ignacio Coliqueo, radicado en la zona desde fines de 1850, hasta inicios del 1900, cuando los mapuches dejaron de enterrar a sus muertos en el Eltuwe y comenzaron a sepultarlos en el cementerio del pueblo, recuerdan hoy los miembros del Kume Trawn (Buen Parlamento) en un comunicado.

JPEG - 185.3 KB
Durante la firma del convenio. Foto: Cynthia Zaballa Antiman

Una de las cláusulas del convenio tripartito establece que el equipo de científicos deberá consultar previamente a las comunidades por cada acción que pretendan realizar en el lugar, lo cual fue celebrado por los representantes mapuches al considerar este apartado un gesto de respeto a los derechos de las comunidades originarias.

Los Toldos tiene la comunidad mapuche más grande de la provincia de Buenos Aires. Según el último Censo del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) realizado en 2010, allí viven unos 4.500 indígenas. Desde su creación en 1908, el pueblo lleva ese nombre debido a las numerosas tolderías de mapuches que había en el lugar.

Patrimonio Histórico Mapuche

La iniciativa de rescatar este cementerio ancestral surgió cuando a fines del año pasado el municipio inició trabajos de mejora de caminos rurales, y entre ellos se incluyeron senderos internos conocidos como “La tribu”. Mientras un trabajador manejaba una máquina retroexcavadora se topó con restos óseos en la zona del antiguo cementerio mapuche, lindero a la laguna La Azotea.

Este hecho impactó a las comunidades y los impulsó a unirse y a conformar el Kume Trawn (Buen Parlamento) con el fin de investigar ese lugar sagrado del pueblo mapuche de Los Toldos y preservarlo, contó a este medio Nilo Cayuqueo, referente mapuche de la comunidad La Azotea y uno de los fundadores de la Mesa de Pueblos Originarios de la Provincia de Buenos Aires.

JPEG - 96.7 KB
Ceremonia mapuche a orillas de la laguna La Azotea. Foto: Dr. Jorge Herci

Para determinar fehacientemente que esos huesos removidos pertenecían a restos humanos del cementerio ancestral, firmaron un convenio con la Facultad de Ciencias Sociales de la UNICEN, sede de Olavarría. Fue así que los arqueólogos Julio Merlo y María del Carmen Langiano analizaron los restos y confirmaron las sospechas de los originarios.

El Kume Trawn decidió entonces custodiar y preservar el sagrado Eltuwe y se reunieron con el intendente Franco Ariel Flexas, autoridades municipales y miembros del Concejo Deliberante. Le reclamaron la protección de ese lugar sagrado y que se lo declare Patrimonio Histórico Mapuche, Zona Protegida y Reserva Ecológica, “por “respeto, dignidad y el descanso de nuestros antepasados que están en este lugar”, destacó el movimiento mapuche.

La concejal María Eugenia Sánchez (FpV) apoyó la iniciativa y presentó un proyecto para que conjuntamente con las comunidades, el municipio tomara las medidas necesarias para preservar el Eltuwe en la zona de La Azotea. El Concejo Deliberante aprobó el proyecto por unanimidad.

Territorio ancestral: de indígenas, terratenientes y criollos

A principios de 1900, debido a la influencia de la iglesia católica, las comunidades mapuches comienzan un proceso de aculturación y dejan de enterrar a sus muertos en el Eltuwe ancestral para sepultarlos en el cementerio del pueblo.

En el Eltuwe, si bien no hay tumbas a la vista, existe un monolito que indica que en ese sitio existió un cementerio mapuche. El predio tiene 18 hectáreas y perteneció a la tribu del lonko Ignacio Coliqueo.

Proveniente del sur de la Argentina, Ignacio Coliqueo se afincó en territorios de la pampa húmeda a fines de 1850. Años más tarde, en carácter de “donación” recibió 16.408 hectáreas mediante dos decretos firmados en 1864 y 1866, por el entonces presidente Bartolomé Mitre.

Coliqueo quería un lugar donde hubiese agua y se instaló con su comunidad (lof) al lado de una laguna que más tarde se denominó La Azotea.

Entre los años 1940 a 1970, más de cuatro mil mapuches vivían en la comunidad; en la actualidad, sólo viven unas 25 familias que ocupan menos de 1000 hectáreas. El resto del territorio quedó en manos de terratenientes o criollos que se instalaron allí. Los nuevos dueños cultivan soja, trigo y maíz transgénico.

JPEG - 73.8 KB
La wenufoye flamea a orillas de la laguna La Azotea. Foto: Dr. Jorge Herci

Durante un encuentro de las comunidades, Julián Rojas Lincoqueo recordó que “Aquí hay una historia de despojo. Como nosotros no conocíamos las leyes winkas, muchos de los inmigrantes que llegaron a Los Toldos se fueron quedando con nuestras tierras. Todo se hizo en complicidad con abogados, escribanos y comerciantes”.

Liliana Antiman, lonko de la comunidad Hermanos Mapuche, manifestó que “Después de tantos años de postergación y tratar de que sea reconocido nuestro Eltunwe, hoy podemos decir que el respeto a la dignidad y los derechos consagrados en la Constitución Nacional y las leyes internacionales, los kuifikeche (ancestros enterrados allí) están presentes en toda la comunidad toldense, mapuche y no mapuche”.

“Nuestros padres siempre nos hablaban del cementerio -evocó Horacio Inaipil, que nació y se crio al lado del Entunwe-. En los años 60, cuando yo era joven, ocurrió la primera profanación cuando se hizo un camino. Los esqueletos de nuestros abuelos rodaban por esas calles. Ahora es tiempo que nuestros ancestros descansen en paz”, afirmó.

Fotos: Gentileza de Cynthia Zaballa Antiman, Dr. Jorge Herci, Nilo Cayuqueo y Diario Democracia, de Los Toldos.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.