24 de febrero de 2017

Educación

"Hay un proceso asambleario en todo el país como no se veía desde la huelga de 1988"

Los sindicatos docentes anunciaron una medida de fuerza de 48 horas en todo el país el 6 y 7 de marzo, en la semana en que estaba previsto el inicio del ciclo lectivo. Es contra la decisión del Gobierno de no convocar a la paritaria nacional. En Provincia de Buenos Aires, los gremios adelantaron su rechazo a la propuesta de una suba del 18% en cuatro cuotas. Además, los maestros participarán de la marcha convocada por la CGT para el 7 de marzo y adherirán al paro de mujeres del 8. Entrevista a la legisladora del FIT y docente Laura Marrone sobre el conflicto docente. Por Mario Hernández para ANRed


M.H.: Quisiera hacer un repaso de dónde está parada la discusión salarial docente, tanto a nivel general, como en la Ciudad de Buenos Aires.

L.M.: Desde hace algunos años, existía un mecanismo que se llama paritaria nacional que reunía a los sindicatos docentes y a los distintos Ministros de Educación del país para acordar un piso salarial que luego cada provincia debía tener en cuenta para realizar sus propias negociaciones provinciales. Este mecanismo deriva del hecho de que nuestra estructura de financiamiento educativo y nuestra composición salarial dejó de ser nacional como lo era antes de la transferencia de las escuelas a las provincias. Durante las épocas más duras de la transferencia, cada provincia peleaba su piso salarial por su cuenta sin ninguna referencia nacional. Durante el kirchnerismo se estableció este mecanismo nacional que la única diferencia que tuvo en cuanto a la etapa anterior, fue la obligación de todas las provincias de respetar un piso. De todas maneras se daban situaciones como que el piso que se establecía para muchas provincias era inferior al ya establecido, eso nos pasaba a nosotros en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo.
Por otro lado, se daba la situación que este piso luego muchas provincias no lo garantizaban, entonces en algunos casos hubo algún mecanismo de compensación y siempre quedó el peso central del financiamiento en las provincias.
Este año el Ministro de Educación Bullrich sinceró la situación, como no se iba a hacer cargo del pago de los salarios y evidentemente vamos a una baja salarial, porque la política a nivel nacional es que los salarios no superen un aumento del 18%, directamente decidió no reunir a la mesa salarial nacional y queda a consideración de las provincias de acuerdo a su capacidad de pago.
A esto se ha sumado una cuestión poco conocida y es que el mecanismo por el cual se estableció este sistema de negociación, también garantizaba un pequeño porcentaje a las confederaciones de los sindicatos que se sentaban a la mesa de negociación salarial. Los sindicatos provinciales no tenían esa cuota extra, era una facultad que el gobierno nacional le otorgaba de la masa salarial que se discutía a los sindicatos participantes. Con el mecanismo actual, por el cual no se establece un piso salarial nacional, los sindicatos también se ven afectados.
Esto ha desatado una situación inédita, en un sentido la reacción de CTERA que desde hace muchos años no desarrolla una medida nacional para luchar contra la baja salarial y ha dejado a provincias el año pasado como Santa Cruz, Tierra del Fuego, Misiones, Santiago del Estero, Chaco que se desangraron en conflictos provinciales solas, sin ningún tipo de apoyo ni coordinación nacional en un marco de gobiernos provinciales que no respetaban ni siquiera ese piso nacional establecido.
Lo que pasó este año fue que el 2 de febrero hubo una movilización convocada a la puerta de donde se suponía se iban a reunir los gobernadores con el Ministro de Educación nacional. Fuimos al hotel Savoy, pero no se reunieron allí.
En este momento hay un proceso asambleario impresionante en todo el país, no solamente de las provincias que vienen muy rezagadas y, por lo tanto, con planes de lucha provinciales, sino también provincias que no estaban en la línea de fuego de la demanda salarial pero que ya se ven en una situación insostenible, como es el caso de Neuquén que ya votó un plan de lucha y Santa Cruz que va también a medidas de fuerza.
Un dato sintomático han sido las asambleas en las jornadas de capacitación que se dieron en la Ciudad de Buenos Aires durante esta semana, donde ha habido algo así como una decena de asambleas autoconvocadas en las distintas sedes, que han reunido docentes más que nunca, tendría que remontarme a la famosa huelga de 1988 para recordar una convocatoria como ésta, en asambleas muy genuinas, espontáneas y masivas que empezaron a pedir un plan de lucha pero unitario. En la Ciudad de Buenos Aires hay 18 sindicatos y no existen instancias de base.

M.H.: Hay una asamblea convocada el 1° de marzo.

L.M.: Así es, una asamblea que pretende ser unitaria, que sea el ámbito de resolución. Ha sido tomada como iniciativa de estas asambleas y la apoya e impulsa Ademys, pero Ademys no quiere que esa asamblea sea exclusivamente de Ademys y todas esas asambleas espontáneas que se armaron esta semana, sino que también venga la UTE y todos los demás sindicatos. La UTE ha sido convocada, incluso se ha convocado expresamente a su dirección, porque es la mejor forma de derrotar esta política que tiene una ofensiva no solo salarial, porque es bastante conocida la escala inflacionaria que tenemos y lo que va a significar el 18% que el gobierno pretende para la paritaria de este año.
Bullrich en estos últimos días con mucha petulancia dijo en una asamblea de empresarios y distintos personajes vinculados a la privatización de la educación que él aplica una ofensiva contra los docentes desde muchos lugares, sabiendo que los docentes solo tienen capacidad de dar respuesta en uno, y entonces muchas otras cuestiones pasan de largo.

Bullrich atiende en los dos lados del mostrador

M.H.: Esa es la táctica política del PRO, no dijo nada que no se sepa.

L.M.: Lo que resulta bastante irritante es el nivel de cinismo con el que se dedica a atacar lo que son los derechos de las personas, a una vida digna y a la educación.

M.H.: Igualmente me parece que los intereses de Bullrich pasan por los negocios más que por la educación.

L.M.: Él se reconoce a sí mismo más que un Ministro de Educación, como un Gerente de Recursos Humanos. La última de las muestras de que su interés va hacia la privatización tiene que ver con toda la ofensiva que está haciendo en formación docente, que por un lado no va a ser solo para docentes, sino que también para los estatales, con las empresas del señor Sánchez Zinny.

M.H.: Los hermanos que atienden en las dos puntas del mostrador.

L.M.: Uno, Gabriel, está a cargo del INET (Instituto Nacional de Educación Técnica) y a su vez establece contratos y convenios para la capacitación por vía digital con empresas que están a cargo de su hermano, Ignacio, director de marketing y educación de Internet Media Services (IMS). Esto da por resultado una verdadera expoliación de los recursos del Ministerio de Educación para el negocio de la educación privada.
Hemos hablando ya del art. 17° que modifica el gobierno el 28 de diciembre del año pasado, por el cual les había quitado a los docentes que los cursos valieran por toda su carrera poniéndoles una caducidad de 5 años. En la nueva escala, pone más valor a los cursos digitales, justamente los cursos que brinda Zinny y su compañía, que no tienen grupos de docentes para dar una oferta seria de capacitación sino paquetes de productos digitales que venderían al Estado.
Estamos frente a un negocio de varios millones de pesos que facilita este gobierno mientras cierra todo lo que es la formación docente. Justamente a los trabajadores que están siendo desplazados de los programas de formación, que van a volver a manifestarse.

M.H.: Lo que se está viendo en los últimos días es esta suerte de utilización para negocios privados del Estado, el tema de Correo Argentino, el caso Avianca que surgió ahora.

L.M.: El capitalismo cuando entra en crisis busca nuevas ramas para su reproducción. Es algo que nunca imaginamos a este nivel, que la salud y la educación fueran parte de la nueva extensión de los negocios del capitalismo.

M.H.: Es la Ley de público-privado que se votó el año pasado en el Parlamento llevada a este terreno, porque aunque se votó para grandes proyectos de infraestructura fundamentalmente, en un ámbito menor podemos ubicarla dentro de este tipo de proyectos que está llevando adelante el Ministerio de Educación con Internet Media Service que es la empresa de capitales estadounidenses con la que ha hecho este negocio el gobierno.

L.M.: Volviendo al tema de paritarias, mañana hay una reunión muy importante a nivel nacional de todo lo que son los sindicatos combativos de toda la docencia, luego de un esfuerzo muy grande, una convocatoria de Ademys a la que se sumaron sindicatos de Formosa, el gremio de docentes autoconvocados, el sindicato de Tierra del Fuego, cuya Comisión Directiva está amenazada por parte del gobierno de Bertone en una ofensiva brutal, tienen una condena que está apelada, pero lo que pretenden es desconocerlos en el reclamo de los trabajadores docentes y estatales, viene también Santa Cruz, representantes del sindicato de Misiones.

M.H.: En Misiones hubo un acuerdo de un 13%.

L.M.: Son los sindicatos que usan los gobiernos, como hizo Vidal en la provincia de Buenos Aires que firmó sin ninguna asamblea ni proceso real donde los trabajadores hayan dado algún tipo de aval, lo mismo pasó con ese sindicato pequeño de Misiones que no tiene ninguna representación.

Al plenario además se suman los Multicolor de provincia de Buenos Aires que tienen muchísima representación, de La Matanza, La Plata, Bahía Blanca, entre otras, que van a estar presentes.

Esta convocatoria pretende ir con un mandato al Congreso de CTERA, que será el jueves.

En principio se está discutiendo un paro para el 6, 7 y 8 de marzo, este último acompañando el paro mundial de mujeres y un plan de lucha, pero que sea discutido en las bases y que no haya ninguna decisión que pueda tomar el Congreso de CTERA por fuera de las decisiones de las bases. Nosotros sabemos de qué se tratan estos mecanismos. En este momento hay una gran efervescencia, hay una gran voluntad de defender el salario que pretende ser destruido y derechos como la formación docente de la que hablábamos antes. Si CTERA pretende eso como una maniobra para descomprimir el descontento y después mandar al muere al movimiento, se va a encontrar con que se ha organizado una alternativa de dirección a nivel nacional que va a disputarle a CTERA el respeto a las bases para la continuidad de las medidas de fuerza. Cualquier decisión va a ser tomada por las asambleas escolares, como en otras oportunidades hemos logrado hacer. La dispersión que hemos tenido durante los últimos años, que es lo que permitió a CTERA estas negociaciones y dejar a las provincias solas, creemos que no va a continuar, que vamos a dar una vuelta de página. El 1° de marzo la asamblea será en el local de ATE en Belgrano y Alberti.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje

  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.