16 de febrero de 2017

Economía

Chau divisas, chau

Entre enero y noviembre del año pasado se fueron del país 14.662 millones de dólares. Esta cifra, dada a conocer recientemente por el Banco Central, incluye la constitución de nuevos activos en el exterior y el giro de utilidades y dividendos de empresas multinacionales. Red Eco Alternativo


Durante el mismo período del año 2015 la fuga de divisas registrada alcanzó los 6.734 millones de dólares.

Con la última restricción para la entrada de capitales al país, todo indica que la fuga irá en aumento.

Tal como informamos el pasado 9 de enero, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, derogó la resolución vigente que desde el año 2005 establecía un máximo de 120 días de permanencia en Argentina para las inversiones extranjeras.

Se modificó así el decreto 616/2005 que fue implementado por el entonces Ministro de Economía Roberto Lavagna y que en su origen exigía una permanencia de 365 días. El ex ministro Alfonso Prat Gay lo redujo en diciembre pasado a 120 días y por Resolución 1-E/2017 firmada por Dujovne, pero redactada por su antecesor, lo redujo a CERO.

Esta medida, que quita trabas a la entrada y salida de capitales extranjeros – en su mayoría capitales financieros especulativos- dan clara señal de tranquilidad de que podrán girar utilidades sin restricción de monto ni de tiempo de permanencia.

Se suma a esto la medida tomada por la Secretaría de Comercio que da posibilidad a los exportadores agropecuarios de liquidar las divisas de la exportación en un plazo máximo de 3650 días (¡diez años!).

Ambas medidas apuntan a flexibilizar el manejo de las divisas con el objetivo, según apuesta el gobierno, de que lleguen dólares como única salida planteada para salir de la crisis. Por esta misma línea corre el continuo endeudamiento externo.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.