2 de enero de 2017

Culturas

Contramuro: "El arte como bien social"

Repasamos la historia de Contramuro, éste colectivo militante de trabajadores y trabajadoras del arte del sur del conurbano bonaerense, que por medio de sus murales y otras intervenciones culturales, buscan crear un arte colectivo y revolucionario. Por ANRed


El colectivo Contramuro nace en julio de 2012, como consecuencia de largos debates que se fueron llevando a cabo, en torno a la función del arte y la cultura en nuestra sociedad, pero fundamentalmente que rol político tiene el artista en el mundo actual. Como producto de esos intercambios llegan a la conclusión que el mural como expresión artística, era la herramienta mas adecuada para profundizar y comunicar las inquietudes, o visibilizar los problemas del pueblo.

Así surge la elaboración de su primer Manifiesto, donde sentaban las bases teóricas del funcionamiento del colectivo, integrado en un primer momento por artistas plásticos. Una de las premisas mas importantes de ese manifiesto era la idea de que el arte es un bien social. Un bien útil como herramienta de agitación, denuncia y visibilizacion de hechos politicos y sociales. Por lo tanto desde este posicionamiento el concepto de artista, fue mudando al de trabajador del arte. Contramuro hace hincapié en asumir una consciencia de clase, en un ambiente que por lo general no se cuestionan la condición de clase y género. Como si el arte no estuviese atravesado por conflictos, disputas, relaciones de poder, un arte inmaculado sin postura política "para nosotros este es el puntapié necesario para ubicarse con una perspectiva de clase.En este sentido es bueno aclarar que no se trata solo de lo que se diga o comunique ,si no desde donde se para uno para decirlo.Desde el principio rechazamos la idea de que el mural fuera solo un instrumento propagandístico o un ejercicio plástico solo para el que entiende y traslada el virtuosismo estéril del caballete a la pared,el mural debía ser algo mas; el mural debía ser parte del sentir del pueblo,debía ser un medio y no un fin en si mismo.El mural tendría que ser parte del hacer colectivo y del sentir colectivo,en el cual la experiencia creativa (y sus herramientas) debía ser parte de todos los que lo realizan y a la vez poder realizar esto sin ningún encorsetamiento,reivindicamos desde nuestro inicio el derecho a una imaginación libre,sin ataduras y la total independencia política de cualquier variante patronal o burguesa"

Para lograr el objetivo principal, de transformar el arte en acción colectiva primero fue necesario enseñar las técnicas, socializar las herramientas plásticas a través de talleres itinerantes, principalmente en el marco de espacios culturales independientes y autogestivos. En los mismos, se busca gestar un espacio de creación colectiva, así concluyen los encuentros, las clases, realizando un mural entre todos los asistentes.

En el marco de éstas creaciones colectivas, se busca la participación de los vecinos, rechazando la idea de "de que un mural,es solo tarea de los muralistas". De éste modo la organización de los murales se transforma en un espacio para "enredar" y tejer relaciones con otros militantes de organizaciones políticas partidarias o movimientos sociales, organizaciones feministas. Asi realizaron murales con numerosas organizaciones del campo popular.

Esta forma, de pensar la construcción del espacio hizo del mismo, un lugar diverso. No se necesita ser eximio pintor para participar de Contramuro, porque su riqueza radica alli, en la heterogeneidad de sus participantes "de estos talleres el colectivo crece,se suman compañerxs que no venían del mundo de la plástica .Venían del teatro de la docencia y de la poesía. Sin embargo antes que artistas ,son trabajadores quienes se suman a construir el colectivo,empleados,carpinteros,docentes ,profesionales de la salud.Estas incorporaciones diversifican el nivel de intervención del colectivo y muestran el acierto de nuestra caracterización de que la cultura la construimos todos los trabajadores y no es solo una función del "artista". El artista tendrá las herramientas producto de su estudio y profundización,pero el hacer y construir cultura desde una mirada creativa es una tarea de toda la clase y que el trabajador del arte debe acompañar".

Porducto de la diversidad de miradas y saberes que integran el colectivo, comenzaron a incursionar en otras ramas del arte como el teatro, la poesía, el stencil, los afiches. Diversos medios de comunicación para la expresión de sentires comunes.

El vínculo político de Contramuro con organizaciones del campo popular es la red de relaciones que da cuerpo al proyecto. Es así como surge la necesidad de tener un espacio físico de reunión. Resultado de debates entre militantes pertenecientes a las organizaciones Fogoneros, Juventud Guevarista y el MTR nace el espacio político-cultural Gallo Rojo. La casa de Contramuro, el bunker del arte beligerante, contestatario y revolucionario.

Así éste colectivo continúa dejando sus huellas artisticas en cada pared, en cada calle, en cada escenario, ahi donde la veamos todos. Un arte para la transformacion social y la memoria colectiva.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.