9 de noviembre de 2016

Deportes

“Angelici bajó línea directa y concreta para que este libro no se difunda”

Entrevista con Ignacio Damiani, autor, junto con Julián Maradeo, de “El Tano. Quién es Daniel Angelici”, biografía no autorizada del actual presidente del Club Boca Juniors. “Angelici es un hombre que ha acumulado muchísimo poder. Es un hombre que está sentado en la mesa chica del presidente, que tiene línea directa con los servicios de inteligencia, que maneja cinco de los bingos más importantes de la provincia de Buenos Aires, que es presidente reelecto de uno de los clubes más populares del continente, que tiene hombres que le responden en todos los estamentos judiciales, sobre todo en el foro porteño”, afirma Damiani. Por Alejandro Di Donato | Lo Menos Pensado.


La figura de Daniel Angelici tomó relevancia dentro del “mundo Boca” a partir de dos episodios puntuales. El primero tuvo lugar en el año 2010, cuando el “Tano”, que se desempeñaba como tesorero durante la gestión de Jorge Amor Ameal, se opuso con fervor a la renovación del contrato de Juan Román Riquelme y renunció luego de concretarse la misma. Para el segundo, por su parte, hay que trasladarse al año siguiente, cuando, apadrinado por Mauricio Macri, Angelici se presentó a las elecciones del Club Atlético Boca Juniors y se transformó en su nuevo presidente, cargo en el que se mantiene actualmente luego de ser reelecto en diciembre del año pasado.

Desde entonces, su nombre ha ganado cada vez más notoriedad y se ha expandido en ámbitos que exceden ampliamente a la institución xeneize y al futbolístico en general, dentro de los cuales desempeña un rol protagonista. Esto, entre otras cosas, es lo que despertó la curiosidad de los periodistas Ignacio Damiani y Julián Maradeo, quienes se propusieron explorar a fondo su persona y sus aristas. El resultado de esta investigación se puede apreciar en el libro “El Tano. Quién es Daniel Angelici”, biografía no autorizada que vio la luz hace unos meses gracias a Ediciones B. Hablamos al respecto con Ignacio, uno de sus autores.

-Ignacio, ¿cómo surge la idea de investigar a Daniel Angelici?

-Bueno, con Julián nos propusimos investigar a Angelici a principios del 2015. Nosotros teníamos en cuenta que iba a ser un año eleccionario para el propio Angelici en el Club Atlético Boca Juniors pero además se daba la contienda electoral en el Poder Ejecutivo nacional. Teniendo en cuenta que Angelici y Macri eran socios políticos y económicos, socios vinculantes en lo que se conocía mediáticamente a través de Boca Juniors, decidimos poner un poco la lupa porque considerábamos que, en el caso de que Macri se constituyera presidente de los argentinos, el “Tano” Angelici iba a adquirir mayor relevancia. Para mencionar una punta del ovillo de la investigación, te diría que fue a partir de principios del 2015.

-Para los que aún no leyeron el libro, ¿cómo se lo podría definir a Angelici?

-Vamos a dividirlo en dos partes. Institucionalmente, Angelici, por supuesto, es el presidente de Boca y cursa su segundo mandato, es quien encabeza todas las discusiones en el ámbito del Fútbol Para Todos y en la Asociación del Fútbol Argentino, es el flamante presidente de la Liga Sudamericana de Fútbol, es vicepresidente del Colegio Público de Abogados desde mayo, y es el presidente de cinco bingos -de cinco empresas vinculadas al rubro del bingo-. Esto es lo que sería en la parte institucional. Si uno hace una parte analítica tiene que decir que es un militante del radicalismo, que se inició en la Coordinadora, y que desde allí en adelante no abandonó ni sus empresas ni su condición de cuadro político, lo que lo convierte en un hombre súper estructural, que juega distintas partidas en simultáneo, y en un hombre muy poderoso, por supuesto.

-¿Cuál es la relación que tiene con Mauricio Macri?

-La relación con Macri surgió en 2003. Nosotros la enmarcamos en la investigación cuando, junto a un grupo de radicales que Angelici lidera, se puso a fiscalizar para lo que era la contienda electoral entre Aníbal Ibarra y Mauricio Macri por la Jefatura porteña. A partir de allí, la posibilidad de que Angelici le acerque cuadros políticos y también muchas relaciones, sobre todo en la Justicia porteña, hizo que comience una relación que se fue fortaleciendo con el paso del tiempo. Esa posibilidad de fiscalizar en esa elección para Macri le valió la oportunidad de desembarcar en el Club Atlético Boca Juniors, primero como vocal y luego como tesorero del club, y en 2011 Macri decide ungir como candidato a presidente del club a Angelici. Por supuesto que las relaciones continuaron. Angelici fue uno de los primeros hombres que creó la Agrupación PROA -Propuesta Radical Argentina-, una agrupación que aglutina radicales y que, además, los ha llamado “radicales PRO”. Entonces el vínculo se fue fortaleciendo, desde el plano político, el plano empresarial y desde Boca Juniors.

-¿Cómo se explica que alguien como Angelici, que no ostenta ningún cargo en el Gobierno, tenga tanta relevancia en el plano político?

-Con Julián (Maradeo) lo explicamos en la investigación a través de tratar de poner luz en el mapa de relaciones que construyó Angelici. Uno repasa lo que es la nómina de la Comisión Directiva de Boca y se va a encontrar con muchos actores políticos que van desde Darío Richarte, que es vicepresidente tercero con relación en los servicios de inteligencia de la SIDE de de la Rúa, y con vínculos presentes en la AFI -Agencia Federal de Inteligencia- actual, y además con relación directa con el Ministro de Justicia, me refiero a Martín Ocampo, que fue uno de los socios de los bingos de Angelici. En la nómina de Boca van a encontrar también al Ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, también de vínculo directo con Angelici. Puedo continuar con el Consejo de la Magistratura, la Oficina Anticorrupción... Si no hay ligazón por la Comisión Directiva de Boca, hay una unión en el vínculo por su condición de radical y porque ha formado parte en las filas de, por ejemplo, PROA, en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.
Angelici es un hombre que ha acumulado muchísimo poder, es un manual de construcción política y ha utilizado, al igual que Macri, al club Boca para recibir popularidad y hacer política y que, independientemente de los magros resultados que se han dado en el club, tiene la fortaleza por el plafón político que en este momento se lo da, además, Mauricio Macri, de que no lo puedan tumbar. Una manera de explicar cuál es su relevancia es mostrar la capacidad de redes y ramificaciones que tiene Angelici que, por supuesto, él hace muchos esfuerzos para que no sean visibles.

-Bueno, noté en varias entrevistas que referís un concepto muy interesante, que es que “Angelici es un ajedrecista acostumbrado a las partidas simultáneas”.

-Sin dudas, y es muy hábil, porque cada vez que lo entrevistan, él trata de minimizar su poder, lo relativiza, habla de que él es presidente de Boca, pero para llegar a ser presidente de Boca, cualquiera que entiende lo que significa Boca no sólo como club sino como un lugar de visibilidad y de poder, sabe que necesitás una construcción política cierta, de relevancia. No cualquiera se convierte en presidente de Boca. Además, no cualquiera se convierte en nombre influyente de la mesa chica del presidente Mauricio Macri. Son lugares de poder muy importantes. ¿Qué es lo que ha aportado Angelici al presidente Macri? Fueron, permanentemente, soluciones judiciales, le ha cuidado el control de Boca, más allá de los resultados deportivos que, insisto, son cada vez más complicados, y no sólo hablo de lo estrictamente deportivo, sino por lo que fue la agresión a futbolistas de River en el “gas pimienta”, o en el recorte de presupuesto a áreas sociales y deportes amateurs. Boca es un club cada vez más exclusivo, cada vez más privado, donde su barrabrava se unificó por orden de Angelici, que puso a su custodio a tratar de ordenar la barra. Es decir, donde uno pone la lupa, encuentra irregularidades. Y sin embargo, Angelici no titubea porque tiene una manera de disciplinar periodistas, tiene el control del poder y, diría yo como se dice en el barrio, nadie se le anima. Ésta es una manera de sintetizar la cantidad de caudal de poder que tiene este hombre.

-Recién mencionabas que, a pesar de los magros resultados de Boca en los últimos años, Angelici es “intocable”. ¿Se puede definir qué tanto le interesa el bienestar de Boca, más allá del plano político?

-Sí, le interesa porque no quiere dañar a su jefe político que es Macri, porque se estaría dañando a sí mismo. A la vez, la importancia de Boca por supuesto que es por la política, pero además es un modelo de negocios fantástico. Boca ha realizado negocios con el Grupo Clarín, por ejemplo, privatizando el museo del club a diez años en una votación que fue escandalosa, que terminó con sillas revoleándose en la asamblea de socios, y la continuidad de ese negocio hoy está privatizada. El museo de Boca ya no da dinero que sea estrictamente del club sino que también ese dinero se va a (la empresa) Santa Mónica, socia de Burzaco, quien era el CEO de TyC Sports y Fox Sports, hoy preso por el FIFA-Gate. Cuando uno empieza a analizar cuáles son las vinculaciones y empieza a preguntarse por qué, ve que permanentemente hay un modelo de negocios en donde está Clarín, en donde están los mismos socios de Macri en el club Boca Juniors. Vamos a otro ejemplo, Boca está haciendo obras en Ezeiza para las inferiores, y esas obras fueron adjudicadas a las constructoras Riva y Miro, ambas denunciadas por sobreprecios, por haber hecho el Metrobús en la Ciudad. Esto en Boca es permanente. Ahora el deseo de Angelici es crear una nueva Bombonera. Bueno, los terrenos fiscales fueron entregados de manera irregular, sin pasar por votación de la Legislatura, y esos terrenos, que eran para viviendas sociales, hoy están otorgados al Club Atlético Boca Juniors sin licitación, es decir, con una licitación directa que, por supuesto, tiene el aval del Poder Ejecutivo. Cuando vos tenés un dominio a nivel nacional, federal, en la provincia de Buenos Aires, con el mismo signo político, y en la Ciudad mucho más, desde hace mucho tiempo... Bueno, nosotros jugábamos un poco con este concepto de quién lo para a Angelici. Tiene todos los estamentos a su favor.

-Hasta ahora hablamos de intereses políticos y económicos, no deportivos.

-Los intereses deportivos van de la mano de los negocios. Boca dio vuelta en esta última plantilla todo su plantel. ¿Qué quiere decir esto? Juegan un poco con el concepto de renovación. Sí, eso por un lado, pero por otra parte es un negocio fenomenal para los agentes de futbolistas. Boca permanentemente va rotando sus futbolistas y cualquiera que entienda un poco cómo son las transacciones comerciales y empresariales en el fútbol se da cuenta de que los representantes son los que más dinero se llevan. Bueno, el titular de la Agencia Federal de Inteligencia es Gustavo Arribas, representante de futbolistas, denunciado por la venta irregular, y lavado de activos, de Carlos Tevez al Corinthians en el 2005. Ésos son los actores que hoy están copando un poco los lugares de poder en el sistema político. No digo que éste sea un signo que viene desde diciembre y no ocurría antes...

-Es el modelo macrista.

-Es el modelo macrista y se está implementando con mucha más profundización, digamos.

-¿Cuál es la relación de Angelici con la barrabrava de Boca?

-La barrabrava de Boca se ordenó cuando Angelici buscó la reelección. Primero estaba dividida en lo que era la banda de Mauro Martín y la de Rafael Di Zeo. Angelici no quería mayores inconvenientes a principios de 2015 porque no sólo iba a definir su reelección en Boca sino también por Macri, que se iba a candidatear a presidente en el Ejecutivo Nacional y no quería más tutías. La estrategia de Angelici fue encomendarle a su custodio, (Carlos) “el enano” Martínez, un ex policía retirado de la bonaerense, que aún hoy es su custodio, y él realizó una reunión en Ezeiza, en tierra de lo que era el Ministro de Seguridad (Alejandro) Granados, en El Mangrullo, en el restaurant del propio ex ministro, y les pidió que se ordene esa barra. A partir de ahí hay prebendas, hay carnets para que la barra de Boca tenga manejo y pueda realizar lo que se conoce en la jerga política como “caja”. Desde ese momento en adelante, la barra de Boca se ordenó. Los vi abrazados al señor Di Zeo y a Martín, y fueron ordenando la barra.
Hay una tercera línea de barrabravas que es la del que se conoce como “el uruguayo” (Richard Fernández), que quedó afuera de esa sociedad y que generó internas. También hay otra barra de Lomas de Zamora, que la maneja (Marcelo) Aravena, otro tristemente célebre barra de Boca, que también quedó afuera. Todo eso detonó con el “gas pimienta”, por internas de la barrabrava. A veces no se puede tapar el sol con la mano. No es que todo se ordena. A veces funciona y otras veces, no. Pero bueno, para simplificar la respuesta y tratar de ser contundente, Angelici ordenó la barra de Boca, la juntó, y tiene todo el tiempo prebendas y parte del negocio está a disposición de la barra.

-¿Cómo operó verdaderamente Angelici ante el episodio del “gas pimienta”? ¿Qué fue lo que hizo? Más allá de lo que nos enteramos por los medios.

-La estrategia de él se la indicó el presidente Mauricio Macri, y es una estrategia de victimización. Lo primero que hizo fue minimizar lo que fue un bochorno e inmediatamente salió a decir que esto era una vergüenza y demás, y lo enmarcó en un hecho aislado, en el cual no tenía relación la barra. Bueno, ustedes saben que el “Panadero” (Adrián Napolitano) era parte de la barra de Boca. Es una estrategia muy hábil de parte de Angelici. La puso de un lado donde empezó a jugar la política, “éste es un año electoral, están haciendo todo para voltearme pero se equivocan porque ustedes quieren voltearme a mí y no se dan cuenta de que dañan al Club Atlético Boca Juniors”. Llevó a ese plano la estrategia de comunicación, insisto, de manera muy hábil. Muchas veces se los subestima, tanto a Macri como a Angelici, a éste último fundamentalmente porque tiene una parte oratoria, entonces los hinchas de Boca, mucha gente y el periodismo en general habla de esa manera, pero es muy hábil.

-También hay que tener en cuenta que apenas meses después de este episodio se produjo la vuelta de Carlos Tevez, con la cual Angelici repuntó su imagen y terminó logrando la reelección.

-Es un buen punto el que marcás porque, primero, a principios de enero de 2015, ustedes recuerdan que Angelici decide no renovarle el contrato a Riquelme. Entonces, necesitaba una figura de impacto como para que la hinchada de Boca balancee sobre esa pérdida. Digamos, se te va uno de los ídolos más fuertes de la historia y lo pudo equilibrar con el retorno de Carlos Tevez, que regresaba figura de una Champions League en la que llegó a la final, goleador de ese Juventus campeón... Era una figura que tapaba a cualquier jugador de fútbol. En aquel momento dijo que, a Boca, Tevez no le costaba ni un solo euro. Con el tiempo se conoció, por un documento que publicó el propio club italiano, que el valor de Tevez rondaba los 13 millones de euros, algo así como 127 millones de pesos, si uno calcula lo que valía el euro en aquel momento, y Boca entregó parte del porcentaje de Bentancur, de Andrés Cubas y otros jugadores. Es decir, nuevamente les mintió al socio y al hincha común de Boca.

-Pensando en el subtítulo del libro, que es “Biografía no autorizada”, ¿ustedes intentaron comunicarse con Daniel Angelici para contar con su aprobación o al menos para una entrevista?

-Sí, esto lo discutimos con mi compañero de investigación porque, además, creíamos que estábamos obligados por la ética a tratar de ponernos en contacto con él para que nos pueda responder a todas las inquietudes que teníamos. Nos pusimos en contacto a través de su teléfono personal, yo me puse en contacto con la gente de prensa de Boca, enviamos correos institucionalmente para pedir la entrevista y no tuvimos suerte. No quiso responder sobre estos interrogantes.

-¿Pudieron trabajar con fuentes cercanas a él, de su círculo?

-Sí, el libro tiene más de sesenta entrevistas. Muchas fuentes son muy valientes, a pesar de que han hablado en off. Por ejemplo, de su entorno más cercano, hablamos con Claudio Niño, que es íntimo amigo, hoy legislador de la Ciudad de Buenos Aires. Hemos hablado con José Torello, que es parte de la mesa judicial del presidente Mauricio Macri. Hemos hablado con Roberto Digón, que ha estado mucho tiempo como dirigente de Boca Juniors. Estoy mencionando algunas de las fuentes, pero hemos hablado también con jueces federales que no hemos podido citar su nombre porque pidieron que sea bajo estricta reserva. Y otros tipos de colegas que también se han referido sobre Angelici y son, incluso, empleados del club, y a esto sí le voy a poner nombre y apellido: Claudio Freire, que hoy trabaja en Fox Sports, fue echado por Angelici. Si ustedes van a los tuits de este colega periodista, por defender o darle notas a Riquelme, el propio Angelici lo echó del club. Bueno, nosotros pedimos hablar con él para contar su caso y él pidió no hablar porque estaba en juego su fuente laboral y estaba negociando la posibilidad de volver a entrar en ese medio. Afortunadamente ha conseguido laburo, porque es un colega y está muy bien, pero cuando hay colegas que desafían las líneas de las que Angelici quiere tener control, bueno, éste es el mensaje que les llega a todos ellos. Si vos te corrés de la línea, vas a tener problemas al menos con tu fuente laboral.

-¿Se han enterado de la opinión de Angelici sobre este libro?

-Sí, él se expresó en el diario La Nación. Dijo que el libro era malo, muy malo, e incluso mintió porque dijo que no se habían puesto en contacto con él. Eso es muy fácil de desmentirlo. Nosotros hicimos un libro muy crítico y echamos luz en un lugar donde nos consta que él no quiere que se hable: en su condición de binguero, de hombre influyente en la justicia, nosotros mostramos los balances de Boca en donde recorta el presupuesto a las áreas sociales. Nosotros estamos contando lo que los periodistas, no todos pero sí su mayoría, no pueden hablar por distintos motivos. Y también nos consta por colegas que trabajan en Infobae, o en Clarín, o en los grandes grupos de comunicación, que bajó línea directa y concreta para que este libro no se difunda.

-Al estudiar su vida profesional, ¿se puede detectar algún patrón que indique cuáles son los pasos a seguir de Angelici o qué se puede esperar de él de acá al futuro?

-Nosotros creemos que Angelici ha pagado, y esto lo digo entre comillas, el costo de ser presidente de Boca en torno a la visibilidad. Me refiero al costo como visibilidad, porque es un hombre que no quiere estar en la escena pública. Ahora, él admite su escena pública, es reelegido como presidente de Boca, sabiendo que le da mucha visibilidad, porque lo que le otorga es mayor poder. Nosotros creemos que es un hombre que está sentado en la mesa chica del presidente Mauricio Macri, que tiene línea directa con los servicios de inteligencia, que maneja cinco de los bingos más importantes de la provincia de Buenos Aires, que es presidente reelecto de uno de los clubes más populares del continente, que tiene hombres que le responden en todos los estamentos judiciales, sobre todo en el foro porteño... Bueno, es muy difícil que él desee un cargo como diputado, por decirte algún cargo en el poder ejecutivo, porque la verdad que con el control y la construcción de poder que él tiene, no le hace falta tener un cargo. Va a la AFA, se sienta, y es el hombre enviado de la Casa Rosada, va a otros lugares y sigue teniendo el poder que acabo de describir.

-Ya hace un par de meses que se publicó el libro. ¿Creen que las repercusiones que tuvo son buenas? ¿Es más de lo que esperaban, menos?

-Voy a ser franco: son buenas las sensaciones porque creemos que el libro puede ser vetado, bloqueado o no se puede difundir, pero cuando queda impreso a veces la historia pone un poco las cosas en su lugar. Hay muchos chicos que están estudiando periodismo, o que se interesan, o que quieren salirse de lo que es la dinámica permanente de los grandes medios de comunicación, que siempre te muestran una sola partecita, entonces para nosotros eso nos da mucha satisfacción. Sin embargo, sí creo que lo que es el grueso del periodismo deportivo, fundamentalmente, ha ignorado olímpicamente el libro. Y eso sí me parece que es inquietante para cualquier hombre o mujer que consume deporte, no sólo por nuestro libro. Estamos en una etapa en la que ya hablar de que un presidente de un club de fútbol llama a los diarios más importantes para que una investigación no salga a la luz, no digo que nos sorprenda pero sí nos da un poco de impotencia. Pero bueno, así son las cosas.


Entrevista realizada el 10/10/2016 para el programa radial “Lo Menos Pensado”.
(Lunes de 21 a 24 hs por www.radiobarbarie.com.ar)
Entrevista Alejandro Di Donato

La entrevista completa puede escucharse enhttp://ar.ivoox.com/es/entrevista-a-ignacio-damiani-el-tano-quien-es-audios-mp3_rf_13278009_1.html




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.