7 de agosto de 2016

Deportes

Sonny Bill Williams irá por otra medalla para la niñez


El Rugby vuelve a ser deporte olímpico después de 92 años. Entre los jugadores que van a estar participando se destaca Sonny Bill Williams, figura de los All Blacks, que el año pasado fue también noticia al regalarle su medalla a un chico que había ingresado al campo de juego luego de ser campeón mundial. Pero no es el único episodio de este deportista, que además mantiene un compromiso con la niñez y el año pasado visitó dos campos de refugiados Sirios en el Líbano. Otro país candidato a ganar la medalla de oro es Fiyi, país que nunca antes logró una medalla olímpica y muy probablemente el Rugby le permita conseguirla por primera vez. Una recorrida por este deporte (que en su juventud fue jugado por el Che Guevara allá por los años 40) y por la vida de una de sus grandes figuras dentro y fuera de la cancha. Por Ramiro Giganti, para ANRed.


“Endurecerse, sin perder la ternura”

Sonny Bill Williams nació en Auckland, Nueva Zelanda, el 3 de agosto de 1985. Fue el segundo de cuatro hermanos en una familia de clase trabajadora. Durante su infancia vivió con su familia en una “state house” (un tipo de vivienda social de bajo costo en Nueva Zelanda) en el suburbio de Mount Albert, en una casa que solo tenía dos camas (una la compartía con su hermano, la otra sus dos hermanas mientras sus padres dormían en el piso).

Con el tiempo Sonny declararía que fue la dura vida de su familia lo que lo llevó a ser jugador profesional de Rugby League (un torneo con diferente reglamento al Rugby Unión pero, mejor pago para jugadores que no forman parte del Super Rugby, el torneo de franquicias mas competitivo del mundo donde hay 5 equipos neozelandeses), cuyo principal objetivo era comprar una casa para su madre. En numerosas entrevistas Sonny recordaría su infancia explicando el compromiso que luego tendría por la niñez a través de distintas acciones. Su imagen de hombre duro, con un físico lleno de tatuajes que intimida, contrasta con su sensibilidad en las numerosas ocasiones que se involucra con niños.

Mundial 2015: Sonny le regala su medalla a un chico después de ganar la final

Tal vez en Argentina exista el prejuicio (en muchos casos motivado por causas reales) de que el rugby es un deporte elitista, sin embargo es muy común que en países como Australia, Nueva Zelanda, o Gran Bretaña, este deporte sea jugado por la clase trabajadora e incluso sea una oportunidad de ascenso social para muchos jugadores, algo que si es muy común en Argentina con el fútbol.

La vida de Sonny Bill Williams podría estar más emparentada a la de más de un jugador del fútbol argentino. De joven tuvo que abandonar sus estudios por el deporte profesional, pero actualmente recorre escuelas motivando a los chicos para que no abandonen ni el deporte ni los estudios colaborando con organizaciones.

Luego de iniciar su carrera profesional en el Rugby League, jugando para los Bulldogs de Canterbury, entre los años 2004 y 2008, volvió al Rugby Union (el Rugby tradicional) jugando para el Toulón francés, entre los años 2008 y 2010, para luego volver a Nueva Zelanda en 2011, justo para sumarse a los All Blacks en el año del mundial jugando primero para los multicampeones Cruzaders y después para los Chieffs. Vale mencionar que los All Blacks solo convocan jugadores que jueguen el Super Rugby o torneos locales de Nueva Zelanda, por lo que jugar en Europa le impide ser parte del seleccionado.

En sus primeros años de carrera, antes del mundial del 2011 que ganó jugando con los All Blacks, Sonny Bill tenía fama de jugador polémico y conflictivo, tuvo problemas con el alcoholismo y algunos incidentes en su vida privada le generaron varios problemas y polémica en torno a su convocatoria para ese mundial. Desde una foto “intima” en el baño de hombres de un bar con la deportista australiana Candice Falzon (quien luego declaró que nada había pasado y que fue una broma), hasta problemas con la bebida que le valieron sanciones y casi lo marginan de los All Blacks.

En la previa a ese evento las opiniones sobre Sonny estaban divididas: un 50% admiraba profundamente su juego pero la otra mitad cuestionaba su conducta y lo tildaba de “marketinero”. Sin embargo, Sonny Bill Williams, pudo revertir las críticas, no solo dentro del campo de juego: en su vida privada se convirtió al Islam y dejó la bebida, pero además sus acciones fuera del campo fueron otras. Para el mundial siguiente en el año 2015, que también ganó con los All Blacks, su imagen era otra, la de un jugador sensible por los niños y muy carismático, pero sin dejar de ser contradictorio con estructuras establecidas.

Sonny interrumpe su entrada en calor para sacarse una foto con simpatizantes de Tonga, equipo rival de los All Blacks

La imagen que recorrió el mundo al finalizar el mundial de Rugby 2015, fue la de Sonny evitando que un policía desaloje violentamente a un chico que se había metido en el campo de juego, abrazándolo y llevándolo a la tribuna con sus padres y sorprendiendo al mundo al terminar regalándole su medalla, pero no es la única.

Hay muchas otras situaciones similares que lo tienen como protagonista, una de ellas fue en un partido ante Tonga: durante la entrada en calor, se tomó un tiempo para sacarse fotos con una niña tongana y visitar a parte del publico rival sacándose fotos y saludándose afectuosamente con ellos.

Pero su compromiso por la niñez no se limita a momentos espontáneos sacándose fotos con sus seguidores, Sonny visita en su tiempo libre escuelas de los suburbios de Nueva Zelanda donde explica a los chicos su origen y busca motivarlos a que sigan estudiando y practicando deporte. También manifestó públicamente su preocupación por los niños sirios y actuó en consecuencia. El año pasado generó mucha controversia al publicar una foto de niños asesinados en Siria por los bombardeos y lamentar que esto sea posible preguntándose “¿Qué culpa tienen estos niños de lo que está pasando?”. Fue apoyado por muchos y también criticado por lo impresionante de las fotos. Ante las criticas declaró que esa es la dura realidad y que solo busca que se sepa para evitar que siga sucediendo. Luego viajó al Líbano a visitar a los niños sirios que se encuentran en campos de refugiados, compartiendo celebraciones e incluso jugando al Rugby y practicando boxeo con ellos. Los videos de Sonny, además son un llamado de atención a un mundo cuyas instituciones más poderosas siguen mostrando indiferencia, y en algunos casos hasta desprecio, hacia quienes viven este drama.

Sonny en Líbano, visitando a refugiados sirios

Sonny en Líbano, visitando a refugiados sirios

Pero para explicar también desde el juego porqué Sonny Bill Williams es un deportista para poner atención tanto en los Juegos Olímpicos, como en lo que queda de su carrera, es principalmente su juego de manos. Sonny es un jugador de los más completos, no solo por el aporte al juego defensivo desde su contextura física o la potencia en velocidad, sino por su hábil y vistosa manera de llevar la pelota a una mano y asistir a sus compañeros, generando el desequilibrio desde su juego que muchas veces termina en un try concretado por uno de sus compañeros. El pase a una mano “offload” es una de sus principales características.

El Offload: Sonny Asistiendo a compañeros con una forma muy particular que tiene de pasar la pelota a una mano

Este año Sonny Bill no jugó el torneo Super Rugby para los Chiefs, con quienes fue campeón en 2012 y donde también jugó el año pasado, para dedicarse al Rugby 7 de cara a estos juegos olímpicos. Después de los JJOO estará a disposición para jugar el Rugby Championship con los All Blacks y para 2017 ya firmó contrato con su futuro equipo, los Blues, hasta 2019.

Varias jugadas

Sobre el Rugby 7, como se jugará en los JJOO

El Rugby vuelve a ser deporte olímpico después de 92 años, cuando por última vez se había jugado en los JJOO de Paris en 1924. El COI excluyó al Rugby en los JJOO siguientes, y a pesar de distintos intentos de retorno que no se concretaron. En los últimos años había sido la propia IRB (Institución que regula el Rugby internacional, algo así como “la FIFA del Rugby”) quien se opuso, ya que la recuperación post partido no debe durar menos de 7 días lo que impediría la organización de un torneo en los escasos 16 días de un juego olímpico. En este contexto se aprobó la vuelta del Rugby en la modalidad de Rugby 7, una modalidad paralela, con variaciones en el reglamento que lo hace más accesible para esta competencia.

El Rugby 7, como su nombre lo indica, se juega con 7 jugadores por equipo (en lugar de 15. Los partidos tienen dos tiempos que duran 7 minutos cada uno mas el tiempo de descuento, lo que hace partidos cortos que permiten completar el torneo en dos o tres días. Al ser partidos cortos, y jugarse en un campo con las mismas dimensiones, pero menor cantidad de jugadores, los partidos se vuelven mas dinámicos, con anotaciones mas frecuentes, lo que permite la promoción del juego volviéndolo mas entretenido para quienes no frecuentan este deporte.

Si bien se juega desde hace mas de un siglo, en 1999 se creó la Serie Mundial de Rugby 7: una serie de torneos en distintas ciudades que se juegan durante el año, donde cada torneo tiene un ganador, pero también hay un puntaje de ranking (similar al circuito ATP de tenis) y cada año hay un campeón anual (mas comparable con la Formula 1, donde se corren carreras en distintas ciudades y cada año hay un campeón). En los veranos de los años 1999 y 2000, el circuito recorrió Sudamérica teniendo como sedes a Mar del Plata y Punta del Este, y el Rugby 7 trajo a Sudamérica al gran Jonah Lomu, que estaba jugando Rugby 7 como puesta punto para su vuelta a los All Blacks luego de un problema de salud que el año pasado terminó con su vida.

Jugadas de Sonny Bill Williams en Rugby 7

Nueva Zelanda lidera el historial de títulos siendo 11 veces campeón anual. Sin embargo, no llega como primer favorito o numero 1 del ranking actual, ya que ese lugar le corresponde a Fiyi, campeón anual 2015 y 2016 como también lo fue en 2008. De ganar una medalla, sería la primera vez que este pequeño país de 800.000 habitantes logre una medalla olímpica en toda su historia. Además de Fiyi y Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica también llegan como candidatos. Argentina actualmente figura en el puesto 5 del ranking en Rugby 7 y llega con alguna chance de medalla. El equipo de Rugby 7 Argentino contará como refuerzo con la presencia de Juan Imhoff, de destacada actuación en el mundial 2015, pero que por permanecer en el Rugby europeo no podrá ser parte del seleccionado de 15 para el próximo Rugby Championship, a pesar de ello, fue cedido por su equipo, el Racing Metro francés, para participar de los JJOO.

A partir de este sábado 6 de agosto el Rugby tendrá su retorno olímpico cuando comience el torneo de Rugby femenino, que tiene como principales candidatos a Australia y Nueva Zelanda. Argentina no clasificó en Rugby femenino para ser parte de los JJOO: quedará tal vez para un futuro desarrollar la cuestión de genero en el Rugby local, donde todavía en el siglo XXI existen clubes que son referentes del rugby argentino como el Club Universitario de Buenos Aires (CUBA) con paradigmas extremadamente conservadores donde, por ejemplo, no se le permite a las mujeres ser socias del que se considera como “un club de caballeros”. El torneo masculino de Rugby arranca el próximo martes 9 de agosto.

Ser como Alí

Las comparaciones son odiosas y las diferencias existen, pero hay más de un punto en común que une a Sonny Bill Williams con Muhammad Ali: no solo por ser deportistas campeones mundiales, por su origen en los suburbios, por haberse convertido al Islam, o por sus manifestaciones frente a determinados dramas mundiales. También Sonny Bill incursionó el boxeo profesional en la categoría de peso pesado, donde Muhammad Alí ganó y defendió el título mundial en numerosas ocasiones. Entre los años 2009 y 2013 Sonny Bill Williams fue boxeador profesional con un registro de 6 victorias y ninguna derrota. Bajo el nombre de Cassius Clay, Alí había ganado la medalla de oro en los JJOO de Roma en 1960, que fue el primer gran titulo de su carrera. Sonny Bill irá por la medalla de oro en otro deporte, ya en su madurez deportiva, después de ser dos veces campeón mundial y de haber ganado el Super Rugby; lo intentará en la vuelta de un deporte que alguna vez fue jugado por el Che Guevara en su juventud, pero que la presencia de camisetas con su rostro en los juegos está prohibida por el COI por considerarlas “mensaje político”. Quedará saber si el “espíritu olímpico” tan bastardeado institucionalmente por su propia organización, donde no se permite ninguna expresión que exceda el juego, mientras seguramente fuera de los estadios las fuerzas de seguridad reprimirán manifestantes como en su preparación desalojaron favelas (como ocurrió en la favela Vila Autodromo), permitirá que este notable jugador pueda seguir haciendo de las suyas tanto dentro como fuera de la cancha, ya que manifestarse por los refugiados, o tener una actitud como la que tuvo después de ganar el mundial en Inglaterra, podría generarle sanciones.

Sonny Bill Williams, irá por una nueva medalla, que ya se sabe tendría como destino la niñez. Pero está vez se quedará en su casa. Su esposa Alana declaró que de ganar una medalla, ésta será para su hija Imaan.


Notas relacionadas:

- Brasil: Los Juegos Olímpicos tendrán una cobertura desde abajo y a la izquierda
- La partida de un hombre: falleció Muhammad Ali
- Camille Abily: La futbolista francesa nominada al mejor gol de la UEFA
- El gol que no gritó ningún milico




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.